Contraindicaciones para ser intervenida de Aumento Mamario

1. La más obvia, aunque la que en muchas ocasiones se pasa por alto. NO NECESITARLO. Si tienes un pecho correctamente posicionado, sin asimetrías evidentes y con volumen, no merece la pena someterse a una intervención para solo aumentarlo un poco.

2. Pensar en un embarazo en un futuro inmediato. Si piensas quedarte embarazada en menos de 2 años, desaconsejo intervenirse. Tras los embarazos el pecho sufre cambios que pueden alterar el resultado.

3. Estar dando el pecho. Es necesario esperar un mínimo de 10 -12 meses tras la última vez que se dio el pecho. El implante puede desencadenar la secreción láctea.

4. Operarse bajo la sugestión de una persona. Nadie debe decirte que debes hacer con tu cuerpo.

5. No estar dispuesta a ser intervenida nuevamente. Aunque algunas marcas garantizan la rotura de las prótesis de por vida. La vida media de los implantes son 10-20 años, tras los cuales hay que intervenir nuevamente.

6. Ser deportista de élite en un deporte en que la fuerza de los pectorales sea crucial. Aunque la gran mayoría de las paciente no refieren pérdida de fuerza tras el implante, es aconsejable esperar a finalizar el periodo competitivo para algunos deportes.

7. Buscar un determinado resultado. El resultado paciente a paciente varía mucho. Me gusta explicarle a las pacientes que el aumento es como un traje, que a pesar de ser a medida, puede sentarle mejor a una persona que a otra. Cuando un paciente busca un resultado determinado frecuentemente resulta insatisfecha. Hay que operarse pensando en mejorar, pero no en un resultado en concreto.

8. No tener el apoyo de ningún familiar. Es necesario tener un mínimo apoyo familiar. En la recuperación necesitarás soporte, no tenerlo puede obligarte a forzar movimientos.

9. Tener los días justo para la recuperación. Hay que contar siempre con un tiempo mínimo 7- 10 días para un trabajo tipo oficina. La recuperación puede complicarse y alargarse.

10. No estar estable emocionalmente. No debes operarte inmediatamente tras un acontecimiento traumático en tu vida.

Si deseas mas información puedes descargarte laGuia Clínica Aumento de mama

Dr. Marco Antonio Amaya Benítez
Especialista en Cirugía Plástica Estética y Reparadora.
Hospital Ruber Juan Bravo

Pros y contras de la reducción mamaria

Pros y contras de la cirugía de reducción mamaria

Pros y contras de la reducción mamaria

Si popularmente la intervención de cirugía plástica más conocida es el aumento mamario, la gran desconocida es la reducción mamaria. Sin embargo, la reducción mamaria es una de las cirugías que más satisfacción aporta a las pacientes.

En muchas ocasiones, las pacientes acuden a la consulta después de años dudando sobre las ventajas e inconvenientes.

Analizaremos de forma objetiva las ventajas y los inconvenientes que conlleva la intervención y daremos respuesta a las preguntas más frecuentes.

Inconvenientes

- La cirugía conlleva unas cicatrices que no desaparecen y permanecerán visibles. El aspecto de la cicatriz depende fundamentalmente de la calidad de cicatrización de la paciente. Por lo general se utiliza una cicatriz alrededor de la areola, vertical y en el surco de la mama. Las dos primeras suelen evolucionar muy bien, mientras que la del surco suele evolucionar peor, dejando una cicatriz más visible, sin embargo, ésta queda oculta cuando la paciente está de pie. La inmensa mayoría de las pacientes se encuentras satisfechas con el aspecto de sus cicatrices.

- La paciente no podrá dar el pecho tras la intervención. Aunque es cierto que algunas paciente puede producir leche a pesar de haberse sometida a una reducción mamaria, la inmensa mayoría no podrán realizarlo. Si deseas concebir a corto plazo, lo prudente es realizar el procedimiento tras los partos. Si sufres el proceso desde la adolescencia, la lactancia artificial sería la opción.

- El pecho puede variar de tamaño con el paso del tiempo. El tejido mamario restante está sometido como el resto de partes del cuerpo a la influencia de las pérdidas, o ganancias ponderarles. Pérdidas o ganancias de peso importantes (a partir de 4-6 kilos) pueden afectar al volumen mamario. Es importante tener en cuenta que si deseas perder más de 6 kilos los pierdas antes de someterte la intervención.

- Pérdida de sensibilidad. Las pacientes sufren una pérdida importante de la sensibilidad y en ocasiones está pérdida puede ser marcada.

- Complicaciones. Ninguna intervención está exenta de riesgos. Las complicaciones de esta intervención se producen en la zona intervenida siendo absolutamente excepcional complicaciones vitales. Cuando esta se producen se debe a factores intrisecos del pacientes y concomitante (por ejemplo, un paciente con un problema cardiaco no diagnosticado que sufre un infarto). Las principales complicaciones son el sangrado, la infección, la dehiscencia de la cicatriz o la necrosis grasa.

Después de leer lo anterior es probable que te preguntes:- ¿pero,… hay ventajas? – Pues sí, muchas

Ventajas

- Mejoría de las molestias y la autoestima. En muchas paciente el elevado volumen les provoca sentirse incomoda en muchas situaciones. Apreciar su cuerpo más proporcionado les aumenta significativamente la autoestima.

¿Cuáles son las molestias?

1. Dolor de espalda. El dolor de espalda es unas de las principales quejas y mejora desde el mismo momento que la paciente sale del quirófano.
2. Dolor en el cuello. Al igual que el de espalda, mejora precozmente.
3. Marcas en el hombro del sujetador. Suele mejorar en los siguientes días.
4. Problemas cutáneos en los pliegues. Mejoran en las primeras semanas.
5. Dificultad para realizar deporte. A partir del 4º día se pueden iniciar los paseos, a partir del mes reanudar la actividad deportiva.
6. Dolor en las mamas. Como la paciente queda con una disminución de la sensibilidad este dolor también mejora.
7. Dificultad respiratoria. En algunas mujeres el peso sóbrele tórax les provoca dificultad respiratoria que mejora tras la intervención.
8. Otras molestias. Los dolores de cabeza y el adormecimiento de las manos pueden mejorar con la intervención

Preguntas frecuentes

¿Puede operarse una mujer con sobrepeso?
Sí. El sobrepeso no es una contraindicación para la intervención, no obstante un sobrepeso muy elevado puede acarrear más riesgos.

¿Es muy dolorosa la intervención?
No. La intervención provoca molestias leves 2-3 sobre 10 en la inmensa mayoría de las pacientes.

¿Puedo elegir la talla que me quedará de sujetador?
No. En la talla del sujetador viene determinada por el perímetro torácico, que no variar después de la intervención, ( tallas 90,95,100,…) y el volumen mamario que nos dará la copa ( A.B,C,D,..). Una disminución de varias copas puede conllevar la disminución de la talla del sujetador. Una paciente con una talla 130 copa D nunca podrá aspirar a una talla 90, si a una 100 B.

¿Es verdad que algunas pacientes no quedan satisfechas?
Sí. Aunque es excepcional siempre existen casos. Para evitar este problema es fundamental la información que se facilita en la consulta.

-Dr. Tengo miedo ¿usted cree que merece la pena?
Si el volumen estimado de resección es superior a 500 gr la inmensa mayoría de las pacientes estan muy satisfechas y aconsejan el procedimiento a otras pacientes.

¿Se me quitaran por completo todas las molestias en la espalda?
Por completo puede que NO. EL exceso de peso sobre la espalda a lo largo de muchos años puede conllevar cambios en la columna cervical y dorsal de tipo artrósico. El daño artrósico no se revertirá, pero evitará empeoramiento y aliviara de forma significativa las molestias.

Para más información podéis descargaros laGuia Clínica Reduccion mamaria

Guia Clinica de Otoplastia

Descargate la Guia Clínica Otoplastia

Guía clínica consulta a consulta

Lo que a continuación detallamos es la evolución e inquietudes más frecuentes de los pacientes intervenidos de otoplastia.
Esta descripción corresponde a un caso estándar, el Dr. Amaya puede explicarte un postoperatorio diferente para tu caso en concreto.
Las fechas de las revisiones son orientativas pudiendo variar de paciente a paciente.

1º Consulta

En la primera consulta recogerá tu historia clínica, el cirujano te preguntara si padece alguna enfermedad, tomas o eres alérgico algún medicamento, intervenciones quirúrgicas previas, antecedentes familiares entre otros.

Es muy importante que la comunicación entre el paciente y el cirujano plástico sea fluida, para que así el cirujano pueda saber cuáles son sus expectativas y que este le explique las limitaciones de la intervención.

Se procederá a su examinación, el doctor te comentará en eses momento las particularidades que hacen tu caso único. No tomamos fotos de la las pacientes en la primera consulta, la confidencialidad es esencial para nosotros
.
En la consulta el doctor intentará explicaré cual puede ser el resultado de la cirugía delante de un espejo, así como la evolución natural.
Se le explicará también, como se realiza el procedimiento, en que Hospital se realizara, sus riesgos, como es el postoperatorio, así como todas las medidas que se toman para que el proceso se realice con la máxima seguridad.

El Dr. Amaya le explicara las cosas de forma sencilla y clara. Intentará en todo momento que sea lo más realista posible y como suele subrayar” sin edulcorantes”. El doctor le aconsejara o desaconsejara la intervención.

La primera consulta será meramente informativa. Se le recomendara que se tome su tiempo para meditar la decisión y si desea intervenirse, se le emplazará para una segunda consulta, en la que deberá acudir con todas las dudas que le surjan en casa anotadas.

Finalmente, será informado del precio y las opciones de financiación por nuestro personal de atención al paciente.

2º consulta

Se resolverán las últimas dudas con la paciente, se realizara una nueva exploración donde se discutirán los detalles de la cirugía.
Si ambos están conformes podrá marcarse la cirugía, con un mínimo de 2 semanas, o podrá ser emplazada para otra visita.

1º día, la intervención

La intervención se realiza bajo anestesia local y sedación. Es habitual que el doctor converse contigo para saber si tienes algunas molestias.
La operación no es dolorosa. Durante el primer minuto, en el que se coloca la anestesia local si puede ser doloroso. En determinadas personas se prescribe una crema anestésica, para que ni en este momento sea molesta la cirugía.
Durante la cirugía no tendrás molestias, pero puede resultar incómodo mantener la misma posición durante un tiempo.
Al final de la cirugía se te colocara un vendaje alrededor de las orejas, siendo la única finalidad cubrir las orejas con una compresa, para que si se produce un sangrado, este no manche la ropa.
Trascurrido un tiempo de la intervención se te dará el alta. En este momento no tienes molestias y el vendaje aunque aparatoso no molesta.

1º noche

La primera noche dormirás poco y mal. Es frecuente que pasado el efecto de la anestesia 3-6 horas comience a molestar la zona intervenida. El vendaje después de algunas horas empieza a ser molesto. En la cama cada vez que apoyes la oreja te molestara…. el dolor en una escala de 0-10 tiene una intensidad de 3-5. Es cierto que hay pacientes a las que el proceso solo les produce leves molestias, pero también otras paciente refieren que la intensidad es de 6. El dolor es muy subjetivo y la percepción puede variar mucho de paciente a paciente. Lo normal es que duela la primera noche.

2º -3º día, , 1º revisión

Se realiza la retira del vendaje y la primera cura. Has de llevarte la felpa específica que se te indico en la consulta.
Retirarte el vendaje provoca un gran alivio. Las orejas llaman la atención por estar muy pegadas e inflamadas. Este día te verás realmente extraño. El resultado te parecerá muy poco natural, pero estate tranquilo es normal.
Tendrás que utilizar la felpa día y noche durante 2 semanas. Trascurrido este tiempo, retirártela para salir a la calle, pero mantenela puesta el máximo tiempo posible en casa durante otras 2 semanas.
Mucha atención con las camisetas puedes hacerte daño al pasar por un cuello muy estrecho.
No te alarmes si sientes la parte posterior de la oreja dormida, es normal, poco a poco iras recuperando la sensibilidad.
A partir de este día podrás volver a tu puesto de trabajo, siempre y cuando, sea tipo oficina. No deberás hacer deporte, aunque sí que puedes hacer paseos de una hora.

7º-10 día, 2º visita de control

Este día dirás que las molestias te han disminuido muchísimo, que ya no te duele, aunque no será del todo cierto, tendrás molestias leves.
Empezarás a sentirte satisfecha con la intervención. Aunque las orejas parecerán aún muy pegadas. Hay que esperar 2-3 meses para apreciar el resultado. Debes empezar a aceptar tu nuevo yo, no tiene por qué coincidir con el yo que te imaginaste.
Es frecuente que aparezca un pequeño hematoma junto al cuello, o la cara, pero que este muy difuminado.
La inmensa mayoría de las paciente se han incorporan a su trabajo alrededor de este día, si este no es físico.
Puedes iniciar la actividad física realizando paseos de 20 minutos.
Es fundamental la higiene, personalmente recomiendo la ducha diaria dirigiendo el chorro sobre la cicatriz. Al terminar la ducha aconsejo retirar residuos con un bastoncillo ( el de los oídos) impregnado en Cristalmina.

14º día, 3º visita, retirada de puntos

Es habitual que no tengas molestias, y te muestres sorprendida por tu rápida recuperación. Ya puedes realizar todo tipo de actividad, con la debida precaución, siempre y cuando no implique contacto con las orejas (rugby, judo,…)
Es normal que en la parte posterior de las orejas se pueda acumular muchos restos: costras y resto de epitelio por la descamación. Hay que extremar la higiene, utiliza los bastoncillos.
Es habitual que la oreja permanezca inflamada y la herida no esté al 100 % cicatrizada.
Las suturas de la piel son reabsorbibles, así que no te preocupes por ellas.

30º día, 4º visita

Lo habitual es que vengas feliz. Es frecuente que la forma te vaya pareciendo más natural. Ya no recuerdas como eran tus orejas. Desde ahora pensarás que tus orejas siempre fueron así.
La inflamación continúa bajando, y lo normal es que se separen un poco más.
En esta consulta se te terminarán de retirar los últimos puntos.
Muchas pacientes dejan de acudir a las revisiones a partir de este día, pero aunque sea aburrido hay que continuar acudiendo a la consulta. La principal razón es revisar las cicatrices.
Hay que tener especial atención a las cicatrices, que tras un periodo sin molestias empiecen a doler o picar con intensidad.

60º día, 5º visita

Es probable que comentes que estas recuperada al 100%. Sin embargo continúa con cuido, porque si recibes un golpe, es normal que te duela.

180º día, 7º visita

Estará mejor la forma, el resultado será parecido al final.
Es normal tener algunas molestias.
Puede algún punto profundo se superficialize. No te preocupes se retira sin más y solucionado el problema.

360º día, 8º visita

Aquí acaba el proceso. La forma de las orejas será la definitiva, puede que no sea exactamente como tú querías, pero no lvides que fue tu caso en particular.
Tu caso fue único y nunca extrapolable a otra paciente. Podrás explicar cómo fue tu caso en concreto, pero no ocurrirla lo mismo en otras pacientes. Recuerda aquello que explicaba al principio -“Olvídate de lo que te contó tu amiga, solo refleja la experiencia que tuvo ella, lo que a continuación detallo es la experiencia de muchas pacientes…”

HOLA HACE 1 MES DE HICE LA BLAFAROPLASTIA. PERO EN EL PARPADO INFERIOR ESTA AUN INFLAMADO Y PUEDO VER EL PLIEGUE DENTRO DEL OJO. Y ESTA MORADO AUN…. ES NORMAL? SE DESINFLAMARA.

Inflamación párpado inferior

Es normal que después de un mes continué la inflamación en los párpados inferiores. Respecto a los hematomas no es infrecuente que se puedan prolongar hasta las 6 semanas, puede maquillarse para que estos se noten menos. No entiendo a que se refiere con: “PUEDO VER EL PLIEGUE DENTRO DEL OJO”.

Mi consejo es que se tranquilice, tenga paciencia, aun es pronto para evaluar los resultados de la cirugía y siga atentamente los consejos de su cirujano.

Personalmente a mis pacientes les digo que esperen hasta los 3 meses para empezar a apreciar los resultados.

Un saludo.

¿Puedo hacerme un aumento de pecho si practico mucho deporte?

, es posible realizar un aumento mamario en mujeres que realizan deporte.
La colocación del implante en plano submuscular no imposibilidad la actividad deportiva. No obstante, hay que tener en cuenta los matices que a continuación desarrollamos.

Aumento mamario y deporte

Evidentemente, tras la intervención quirúrgica es necesario adaptar la actividad deportiva a nuestra situación. Solo después de aproximadamente 3 meses volveremos a recobrar al 100% nuestro estado físico previo.

Mi criterio es que el cese de la actividad debe ser completo durante los primeros 10 días, pudiendo iniciar progresivamente la actividad deportiva a partir de entonces. Transcurrido dicho tiempo podremos iniciar la actividad deportiva.

Plan de vuelta al estado de forma

Pasados 7- 10 días de la intervención puedes volver a ponerte tus zapatillas de deporte, pero atención, deberás comenzar por paseos de 20-30 minutos. El ritmo del paso podrás incrementarlo paulatinamente, según vayan pasando los días. Puedes alternar los paseos con la bicicleta estática, siempre y cuando la realices sentada, sin levantarte del asiento, porque cargarías mucho peso sobre los brazos. No debes olvidar utilizar tu sujetador deportivo.

Pasados 30 días de la intervención puedes iniciar ejercicios isométricos, siempre con poco peso y evitando cargar los pectorales.

Para iniciar a correr recomiendo esperar 45 días y utilizar un sujetar deportivo ajustado para evitar las molestias. También sobre esas fechas podremos volver a la piscina, o el aerobic.

Recuerda que cuando reinicies una actividad las primeras sesiones han de ser de acondicionamiento.

La intensidad del ejercicio deberá incrementarse gradualmente y disminuir la intensidad cuando se produzcan las molestias.

Es habitual que a los 2 meses hayas retomado tu actividad física normal, pero la intensidad ha de ser media hasta los tres meses

¿Soy deportista de elite también podría intervenirme?

Aunque se ha demostrado que la intervención no reduce la fuerza de forma significativa, sí que me parece prudente esperar hasta la retirada de la competición, por dos razones: la recuperación física completa que puede ser de 3-6 meses y la posibilidad de perder algo de fuerza en los deportes de fuerza en los que los pectorales sean fundamentales.

En aquellos deportes en el que la vida deportiva de alta competición pueda prolongarse mucho, recomiendo esperar hasta un parón de la competición y contar con un periodo de recuperación de 3-6 meses. Desaconsejando la intervención en las deportista de fuerza hasta cesar la actividad competitiva.

Ahora lo tienes claro

La actividad deportiva se puede mantener tras la intervención de aumento de mamas, teniendo en cuanta que pasarás por un periodo de adaptación tras la misma hasta que la recuperación sea completa.

Dr. Marco Antonio Amaya
Cirugía Plástica y Reparadora
SECPRE Nº 1026

Guía Clínica Ginecomastia

Descargate la Guía Clínica de Ginecomastia elaborada por el Dr. Marco Antonio Amaya Guia Clínica Ginecomastia

Lo que a continuación detallamos es la evolución e inquietudes más frecuentes de los pacientes intervenidos de Ginecomastia.

Esta descripción corresponde a un caso estándar, el Dr. Amaya puede explicarte un postoperatorio diferente para tu caso en concreto.

Las fechas de las revisiones son orientativas pudiendo variar de paciente a paciente.

1º Consulta

En la primera consulta recogerá tu historia clínica, el cirujano te preguntara si padece alguna enfermedad, tomas o eres alérgico algún medicamento, intervenciones quirúrgicas previas, antecedentes familiares entre otros.

Es muy importante que la comunicación entre el paciente y el cirujano plástico sea fluida, para que así el cirujano pueda saber cuáles son sus expectativas y que este le explique las limitaciones de la intervención.

Se procederá a su examinación, el doctor te comentará en eses momento las particularidades que hacen tu caso único.
Se le explicará también, como se realiza el procedimiento, en que Hospital se realizara, sus riesgos, como es el postoperatorio, así como todas las medidas que se toman para que el proceso se realice con la máxima seguridad.
El Dr. Amaya le explicara las cosas de forma sencilla y clara. Intentará en todo momento que sea lo más realista posible y como suele subrayar” sin edulcorantes”. El doctor le aconsejara o desaconsejara la intervención.

La primera consulta será meramente informativa. Se le recomendara que se tome su tiempo para meditar la decisión y si desea intervenirse, se le emplazará para una segunda consulta, en la que deberá acudir con todas las dudas que le surjan en casa anotadas.

Finalmente, será informado del precio y las opciones de financiación por nuestro personal de atención al paciente.

2º consulta

Se resolverán las últimas dudas con la paciente, se realizara una nueva exploración donde se discutirán los detalles de la cirugía.
Si ambos están conformes podrá marcarse la cirugía, con un mínimo de 2 semanas, o podrá ser emplazada para otra visita.

1º día, noche en el hospital

Terminada la operación te despiertas en una Unidad de Recuperación Postanestésica ( URPA) del hospital. Es frecuente no sentir dolor. El cirujano pasará a comprobar que te encuentras bien y que los drenajes están permeables, antes de informar a tus familiares. Recordarás muy poco del paso por la URPA.
Tras pasar un tiempo en la URPA, puede ser muy variable, desde 30 a 120 minutos, serás trasladada a la habitación. En la habitación permanecerás sin levantarte y poder comer durante algunas horas, lo habitual es entre 3-6 h. En esas primeras horas seguirás bajo los efectos de la medicación, es habitual que olvides las primeras horas inmediatamente después de la cirugía. Después de ese tiempo (3-6h), podrás incorporarte. Deberás permanecer sentado antes de levantarte unos 15 minutos. Necesitarás la ayuda de la enfermera, no es infrecuente que te marees en ese momento. A partir de las 3 horas empezarás a sentir alguna molestia.

La primera noche dormirás poco y mal. La ginecomastia es un proceso no doloroso, no obstante no está exento de molestias. El dolor en una escala de 0-10 tiene una intensidad de 2-3. Es cierto que hay pacientes a los que el proceso solo les produce leves molestias, pero también otras paciente refieren que la intensidad es de 4. El dolor es muy subjetivo y la percepción puede variar mucho de paciente a paciente. Lo habitual es que no duela, pero se tengan molestias. La mayor parte de las pacientes describen el dolor como escozor en los bordes de las heridas y ciertas molestias a la presión de la zona.
No debes elevar los codos por encima del hombro, podrás coger un libro, el teléfono y comer sola, pero no deberás coger peso, peinarte o lavarte el pelo solo. Cuidado al coger objetos de estanterías.

Los drenajes y el vendaje compresivo no te facilitaran la movilidad.
Como resumen es una noche que, pese a la medicación se suele pasar mal por todo lo anterior.

2º día, alta del Hospital, vuelta a casa

Lo habitual es recibir el alta este día, aunque en determinadas circunstancias ( pacientes que vivan a más de una hora de Madrid) puede que necesites 2 días de ingreso. La gran mayoría de las pacientes se van sin drenajes a casa.
Es habitual tener hematomas que pueden aparecer a lo largo de los días.
Se te inflamará no solo el pecho, sino que también se inflamará el abdomen y en algunos paciente incluso los pies. No te preocupes, bajará la inflamación, no has engordado.

El vendaje te producirá picor, puede que te salga alguna ampolla, no te alarmes si un pecho te moleste y le otro no, o que se inflame más un pecho que otro.

El Dr. te proporcionara su teléfono particular para que en el caso de cualquier imprevista tengas acceso a él directamente.

3º-4º día, 1º revisión

Este día experimentarás un gran mejoría en las molestias, pero no te olvides que alguna molestias tendrás incluso meses después de la intervención. Las pacientes suelen describir las molestias como picores o sensación de quemazón.
Llega el momento de verte…
Tendrás el pecho raro, aunque misteriosamente puede que incluso te veas bien. (Les pasa a muchos pacientes). ES habitual que el musculo pectoral se haya inflamdo.

Las cicatrices serán muy visibles. Estarán rojas con algunas costras, hasta que no pasen los meses no cogerán buen aspecto, hay que tener paciencia.
Desde este día puedes ducharte entera y mojarte la herida, siempre y cuando no la sumerjas. Tras la ducha hay que secar la herida y aplicar un antiséptico tipo cristalmina.

Es muy probable que hayas perdido gran parte de la sensibilidad de la areola y el pezón . Puedes recuperar parte de la sensibilidad a lo largo del primer año.

Los pechos no estarán totalmente simétricos, uno estará algo más inflamado que otros, la forma puede ser algo diferente. Tranquilo es normal.
Es habitual tener pequeños exudados (la cicatrices expulsan liquido). Ese líquido puede oler mal y el pecho no estará infectado

A partir del 4º día muchos pacientes se reincorporan a su puesto de trabajo, siempre y cuando se a un trabajo no físico, tipo oficina.
Puedes ir elevando paulatinamente los brazos y coger objetos algo más pesados que un libro o un ipad, sin que supere los 4- 5 kg.

7º día, 2º visita de control

Este día dirás que las molestias te han disminuido muchísimo, que ya no te duele, aunque no será del todo cierto, tendrás molestias leves.
Empezarás a sentirte satisfecha con la intervención. Debes tener en cuenta que una cosa es la imaginación y otra cosa es el resultado obtenido. Puede que no te agrade algo, pero tienes que entender que, o bien es debito al proceso inflamatorio, o es debido a factores intrínsecos a tu cuerpo. Debes empezar a aceptar tu nuevo yo, que no tiene por qué coincidir con el yo que te imaginaste.
El pecho continuará inflamado, a pesar de haberte bajado la inflamación bastante .
Deberás seguir realizando los mismos cuidados de la herida.
No olvides tu faja compresiva.

La inmensa mayoría de las paciente se han incorporan a su trabajo alrededor de este día, si este no es físico.
Puedes iniciar la actividad física realizando paseos de 20 minutos.

14º día, 3º visita, retirada de puntos

Es habitual que no tengas molestias y te muestres sorprendido por tu rápida recuperación. Ya puedes realizar todo tipo de movimientos con el brazo que no te produzcan dolor. Siempre con la debida precaución.
La inflamación te habrá bajado de forma significativa, aunque aún el pecho no tiene ni su forma ni su tamaño final. La cicatriz en la mayor parte de las pacientes está formada, no es infrecuente que queden algunas costras. Tras la retirada de los puntos es habitual que en las siguientes 24 horas exista un pequeño sangrado.
Puede existir una ligera descamación del pecho fruto del proceso de inflamación.
El pecho ya no duele, aunque pueden existir algunas molestias.
Los pacientes con un trabajo ligeramente físico, oficina de envío de paquetes, suelen reincorporarse tras este periodo.
La actividad física puede incrementarse a paseos de 30 minutos y a partir de las tres semanas podrás realizar bicicleta estática.

30º día, 4º visita

Ya no recuerdas como era tu pecho. Desde ahora pensaras que tu pecho siempre fue así.
Puedes aplicarte sobre la cicatriz rosa de mosqueta o colocar tiras de silicona. No existe ninguna crema o producto que borre las cicatrices. El uso del apósito MICROPORE COLOR PIEL va bastante bien.
Desde este momento puedes realizar vida completamente normal, pudiendo iniciar la actividad deportiva de forma progresiva. OJO, PROGRESIVA.

60º día, 5º visita

Es probable que comentes que tengas algunas molestias, y que por días se te inflamen.

90º día, 6º visita

Estará mejor la forma. El aspecto se aproxima al resultado final.
Es normal tener algunas molestias con determinados movimientos.

180º día, 7º visita

El pecho tiene una forma y un volumen muy parecido al final. Es habitual tener pequeñas molestias. EL pecho habrá ganado algo de flacidez.
Las cicatrices habitualmente tienen buen aspecto.

360º día, 8º visita

Aquí acaba el proceso. La cicatriz habrá mejorado mucho, pero es frecuente que continúe mejorando durante otro año más. Recuerda que este es tu pecho y no el de una imagen en 3D, o el pecho de otro hombre y debes aceptarlo como tal.
Tu caso fue único y nunca extrapolable a otro paciente. Podrás explicar cómo fue tu caso en concreto, pero no ocurrirla lo mismo en otras pacientes. Recuerda aquello que explicaba al principio -“Olvídate de lo que te contó tu amigo, solo refleja la experiencia que tuvo el, lo que a continuación detallo es la experiencia de muchos pacientes…”

Cómo mejorar una cicatriz. ¿Es posible?

En primer lugar, me gustaría subrayar que sólo son susceptibles de mejorar de forma no quirúrgica cicatrices recientes. Estas serían aquellas que se han producido en un tiempo inferior al año.

Lo mas beneficioso para una cicatriz es sin lugar a duda el paso del tiempo. Habitualmente, las cicatrices tardan en madurar aproximadamente entre 1 y 3 años. El cambio que sufre la cicatriz consiste en un cambio de color de sonrosado a blanquecino, y de volumen: la cicatriz y su periferia de abultada, se va aplanando con el tiempo.

Es muy frecuente que en la consulta los pacientes pregunten:
¿Doctor, no me quedará cicatriz? Ante la cual siempre respondo:- Claro que sí! Además, durante los primeros meses será muy visible.

Algún paciente más precavido pregunta:- Si, doctor, pero ¿Cuándo desaparece? Es en este momento cuando no puedo dejar de recordar a un compañero de Sevilla que con “muxo arte” respondía: ¡No te preocupes mi “Arlma” en 100 años desaparece!

Ahora yo lo sigo contando como anécdota para subrayar a los pacientes que el paso del tiempo hará mejorar la cicatriz por sí sola.

Después de haber aclarado los dos conceptos más importantes: que nunca desaparecen y que el mejor tratamiento es el tiempo, conviene aclarar que si bien lo anterior es cierto, existen pautas para que la cicatriz sin quedar invisible haya que realizar esfuerzo para percatarse de su presencia.

Antes de la intervención

Antes de realizar una incisión en la piel, el Cirujano Plástico busca que esta pueda quedar oculta de varias formas:
-En los límites de una zona anatómica donde existe un cambio de color. Por ejemplo en la raíz del cuero cabelludo (Lifting facial), en la periferia de la areola (cirugía mamaria), etc…
-En las arrugas de expresión. El caso típico seria las arrugas frontales o en surco nasogeniano.
-En las llamadas líneas de Langerhans, que son zonas en las que la tensión de la piel es menor.

A veces, la lesión a tratar está en una localización determinada y no podemos ubicarla donde quisiéramos. En estos casos el Cirujano Plástico también sabe como intentar mejorar el resultado:
-Realizando los cortes con bisturí frio. Algunos compañeros utilizan el bisturí eléctrico, para mi punto de vista es un error. La quemadura crea una reacción inflamatoria de mayor intensidad que la ocasionada por el bisturí frío.
-Utilizando la sutura más fina posible para evitar que nos deje marca.
-Retirando las suturas en el momento oportuno. En este punto si bien es conocido que las suturas en la cara puede ser retiradas a los 5-7 días, en las manos a los 15 días y algunos días más en los pies, cada persona cicatriza de forma diferente y no es disparate dejar la sutura algunos días más o menos, sobre todo en lo referente a la sutura intradérmica. Solo el cirujano sabe como realizó la sutura y si esta está soportada únicamente por la sutura superficial, o lleva otra sutura de refuerzo internamente.

Otras veces el cirujano por la localización, o el tipo de piel con la que está trabajando sabe cómo evolucionará:
- El paciente con la piel muy blanca tiende a cicatrizar mejor que aquellas con la piel más pigmentada.
-Los párpados son una zona muy agradecida y es difícil percibir una cicatriz en ellos. La espalda suele dejar cicatrices ensanchadas; y el centro del tórax, la oreja o el hombro son zonas de propensión a la aparición de queloides (cicatriz muy abultada)

Desde el 1º día

Durante la primera semana tras la cirugía existe mucha controversia respecto a las pautas de cuidados postoperatorios. Algunos compañeros utilizan productos destinados a las cicatrización desde este día, mientras que otros los contraindican. Está demostrado que una herida cubierta cicatriza mejor que una que se deja al aire libre, pero como siempre hay matices.
Personalmente una herida que tiene mucha exudación nunca la cubro con algún elemento impermeable, ni le aplico ungüentos de ningún tipo, ya que la zona puede quedar macerada, y la exudación puede ser el caldo de cultivo propicio para una infección.
Lo ideal es dejarla cubierta si se prevé exudación con un tul graso y una gasa durante 48-72 horas y si no se prevé exudación o partir de entonces con los puntos de aproximación tipo Steri-Strip R o el MicroporeR color piel . Este último producto tiene una color muy parecido a la piel y pasa desapercibido.

Una vez retirados los puntos a los 7-15 días

Hay que asegurarse que la herida esté perfectamente cicatrizada, es decir, no exuda, y los bordes estén unidos
A partir de este momento se suele emplear toda la batería de productos cicatrizantes en el mercado. Atención repito: – El mejor producto será el paso del tiempo. Después, lo que se ha demostrado ser más efectivo es mantener la heridas bajo oclusión, aunque en determinadas circunstancias puede bien no ser aconsejable, o simplemente estéticamente poco recomendable.

Si no vamos a dejar la cicatriz cubierta podemos tratar la cicatriz con los siguientes productos:

-Cremas de protección solar. Es fundamental. Puede ser aplicada después de aplicar cualquier otro producto cicatrizante. Se recomienda aplicar mientras la cicatriz este enrojecida.
Algunos matices sobre la protección solar:
-No es necesario la famosa Pantalla Total, entre otras cosas porque no existe. A partir de FPS 30 sería suficiente, ya que nos bloquea el 96,7 % de los rayos ultravioleta, mientras que uno de 50 bloquea el 98%, siendo la diferencia entre ambas mínima.
-Ojo: no aplicar crema solo en sobre la cicatriz; hay que aplicarlo en toda el área o región anatómica. Ya me he encontrado a pacientes con una mancha blanca alrededor de la cicatriz y el resto de la cara morena. Esto consigue que la cicatriz sea más visible, y motivo de sorna entre familiares y amigos.
-Si tiene color mejor.
-Si la cicatriz va a estar cubierta, no es necesario aplicar crema solar. Si la cicatriz está cubierta pero existe zonas con hematomas, a estas zonas con hematomas hay que aplicarles protección solar.

Rosa de mosqueta. Existen multitud de preparados comerciales. Se recomienda aplicar al menos 2 meses.
• Cremas cicatrizantes
. La cicatrización es un proceso del que desconocemos sus mecanismos, muchos productos se promocionan como cicatrizantes por aportar tal, o cual vitamina, o mineral. Mantener la cicatriz hidratada y la aplicación de un suave masaje mejora la cicatriz. Lo que está claro es que no existe una crema Milagro. Aplicar al menos 2 meses.

Si optamos por cubrir la cicatriz existen diferentes productos en el mercado:
- Tiras de silicona: existen múltiples tipos. Hay que colocarlas y dejarlas puestas durante una semana, retirándolas semanalmente. Dependido de las marcas pueden ser lavables o no. TrofoblatinR y MepiformR son algunos ejemplos. El color las suele hacer bastante visibles inclusive más que la propia cicatriz y por ello en la cara muchas veces aconsejo no utilizarlas. Si la cicatriz está evolucionando mal, es decir, esta muy eritematosa (roja) y se está abultando la mejor opción es usar estas tiras de silicona.
- Esparadrapo de papel: más en concreto MicroporeR color piel. Es bastante económico. Se aplica de la misma manera que las tiras de silicona. Bajo mi punto de vista es la opción coste-efectiva más acertada. El color suele quedar bastante disimulado en la cara.
- Gel de silicona: como el DermatixR , funciona igual que las tiras de silicona, pero en formato de gel trasparente; la indico para aquellos pacientes que no quieren/pueden utilizar esparadrapo de papel en la cara. Va muy bien y tras su aplicación se puede aplicar cremas de protección solar con color, maquillaje, etc. …

A Largo plazo

A largo plazo las cicatrices se benefician de la hidratación, los masajes, la protección solar y presión. Los masajes pueden realizarse tras la ducha aplicando una crema hidratante. Hay que tener el sabido cuido respecto al sol y aplicar las tiras de silicona o esparadrapo. Los masajes son útiles para mejorar el drenaje linfático, la inflamación, la sensibilidad de la zona y familiarizarnos con la cicatriz.

¿Cuándo debe asustarnos la evolución de una cicatriz?

Frecuentemente las cicatrices evolucionan bien y ésta suele ser la norma. Sin embargo, a veces la evolución no es correcta ¿cuándo saber si la cicatriz va mal?
Durante los primeros días un dolor muy intenso puede ser signo una infección o una hemorragia.
Pasados los primeros días pueden aparecer complicaciones semanas después de una operación. Si, repito semanas después. Los síntomas suelen ser los siguientes:
Picor anormal. Todas las cicatrices producen cierto picor, pero si este es muy intenso, o aparece semanas después de la cirugía, hay que sospechar que algo puede ir mal. Generalmente, hay que aplicar una crema con corticoides o infiltrarlos de forma intralesional.
Ensanchamiento y abultamiento: una cicatriz que estaba plana empieza a ensancharse o abultarse. En estos casos también es fundamental la valoración del cirujano.

¿Cuándo merece la pena pasar por quirófano? ¿cuando tiempo hay que pasar para plantearme una reintervención?

Se recomienda intentar mejorar cicatrices que bien están muy deprimidas, o cicatrices que están muy ensanchadas y por muy me refiero a partir de los 7-12 mm. En todos los casos hay que valorarlos detenidamente y que su cirujano le explique de forma objetiva las expectativas sobre los resultados. Yo recomiendo que se debe esperar como mínimo 6 meses para ver la evolución, siendo lo ideal 1 año. Muchas veces cicatrices poco estéticas al mes, estarán muy aceptables al año de la intervención. Nunca debemos olvidar que al realizar una nueva cicatriz empezamos desde cero.

¿Los láseres borran las cicatrices?

No. Actualmente, no hay nada que borre las cicatrices. Pero si que determinados láseres pueden mejorar substancialmente el aspecto de las cicatrices, como el Laser de Colorante Pulsado o el Laser fraccionado.

Espero haber sido de ayuda.
Un saludo

Dr. Marco Antonio Amaya Benítez
Cirugía Plástica Estética y Reparadora

Guía Clínica Cirugía Menor

Descargarte la Guía Clínica de Cirugía menor elaborada por el Dr. Marco Antonio Amaya Guia Clínica Cirugía Menor

Lo que a continuación detallamos es la evolución e inquietudes más frecuentes de las
pacientes intervenidas de Cirugía Menor.

Esta descripción corresponde a un caso estándar, el Dr. Amaya puede explicarte un
postoperatorio diferente para tu caso en concreto.Las fechas de las revisiones son orientativas pudiendo variar de paciente a paciente.

1º Consulta

En la primera consulta recogerá tu historia clínica, el cirujano te preguntara si padece
alguna enfermedad, tomas o eres alérgico algún medicamento, intervenciones
quirúrgicas previas, antecedentes familiares entre otros.

Es muy importante que la comunicación entre el paciente y el cirujano plástico sea
fluida, para que así el cirujano pueda saber cuáles son sus expectativas y que este le
explique las limitaciones de la intervención.

Se procederá a su examinación, el doctor te comentará en eses momento las
particularidades que hacen tu caso único.Se le explicará también, como se realiza el procedimiento, en que Hospital se
realizara, sus riesgos, como es el postoperatorio, así como todas las medidas que se
toman para que el proceso se realice con la máxima seguridad.

El Dr. Amaya le explicara las cosas de forma sencilla y clara. Intentará en todo
momento que sea lo más realista posible y como suele subrayar” sin edulcorantes”. El
doctor le aconsejara o desaconsejara la intervención.

En esta consulta se planificara su intervención, se le entregaran los documentos de
consentimiento informado, así como las guías informativas.

Antes de la intervención ambulatoria

• Recuerde personarse con DNI/NIE y tarjeta sanitaria.
• Acuda con todos los informes médicos y un listado actualizado de su
medicación.
• Debe venir acompañado. Puede marearse. Evite volver a casa en motocicleta.
• Recuerde permanecer en ayunas (ni sólidos ni líquidos) 6 horas antes de la intervención. No es estrictamente necesario salvo que se lo haya especificado explícitamente.
• Informe de sus alergias a los profesionales que le atiendan. No se canse en repetir una y otra vez a todo el personal si es alérgico a algún medicamento.
Debe tomar su medicación habitual según las pautas establecidas por su médico. Puede ingerirla con una pequeña cantidad de agua incluso horas antes de la intervención. Recuerde NO SUSPENDA SU MEDICACIÓN HABITAUL. Salvo que se lo especifiquen.
• Notifique cualquier cambio de salud (resfriado, infecciones). SI NO PUEDE ACUDIR A LA CITA CONTACTE CON NUESTRA SECRETARIA.
• Adviértanos si está tomando alguna medicación para regular la tensión, la coagulación de la sangre, el corazón, la diabetes, reuma, nervios, depresión, enfermedades mentales, píldoras anticonceptivas, cualquier tipo de infusión “herbolario” , complejos vitamínico o drogas.
• No debe fumar (en la medida de los posible) durante las dos semanas previas a la intervención y las dos semanas posteriores a la intervención.
• Si por su actividad requiere de Baja Laboral debe solicitarla su Médico de Familia. Lo habitual para este tipo de intervenciones, si la actividad es tipo oficina y el ambiente limpio, poder volver a trabajar al día siguiente.
• El día del ingreso evite bebidas alcohólicas o comidas copiosas.
• Extreme la higiene (baño completo y esmerado) contribuye a prevenir las infecciones postoperatorias.
• No es necesario rasurar la zona a intervenir salvo que se lo hayan indicado. Si su cirujano no se lo propone, no deje que otro miembro del equipo le rasure.
• La hora de intervención es aproximada, se le recuerda que debe acudir puntual. Se trabaja sobre estimaciones de tiempo.
• Recuerde que debe acudir al quirófano sin lentillas, esmalte de uñas, dentadura postiza, maquillaje, crema hidratante, joyas, piercing o cualquier objeto metálico. Los objetos metálicos en el cuerpo pueden provocarles una quemadura.

Inmediatamente tras la intervención

- Es habitual no sentir dolor o molestias. La infiltración anestesia hace que la zona parezca inflamada, unido a la sensación de falsa inflamación que produce tener una zona dormida.
- Si se le ha quitado una lesión próxima a la boca o la frente no es infrecuente que estas zonas se muevan de forma diferente. Tras el paso de algunas horas volverán a la normalidad.
- Puede ducharse y mojarse la zona con normalidad. El secado con una toalla será suficiente. No se le aconseja frotar o sumergir la herida. Tranquilo, el apósito no suele caerse tras la ducha, pero si lo hiciera puede tapar la herida con un apósito tipo Micropore color piel.
- Tómese un analgésico tipo paracetamol salvo que sea alérgico, al trascurrir unas horas puede que le moleste un poco la zona.
- Salvo que se lo especifiquen no hay que hacer un cuidado especial de la herida. Simplemente mantener la zona limpia. Si se desprende el apósito puede
realizarse curas con antiséptico tipo Cristalmina.
- Es muy frecuente un ligero sangrado tras la intervención NO SE ASUSTE. La simple compresión continua durante 3 minutos hará ceder el sangrado , si este no cede tras 3 repeticiones de 3 minutos, acude a urgencias.
- La herida estará tapada por un apósito. Salvo que se lo especifiquen, o existan señales de mala evolución no se lo levante.

2º Consulta
Dependiendo de la lesión se le citara entre 2º y 15º día tras la extirpación. Nunca mucho más tarde.

Los resultados del análisis de la lesión suelen tardar 2 semanas, por lo que es habitual que en la primera visita postoperatoria estos no se encuentren disponibles.

Tras la retirada de los puntos se le dejara un apósito tipo MICROPORE COLOR PIEL. Puede comprarlo en la farmacia y cambiárselo cada 5-10 días. Este apósito consigue que la piel cicatrice mejor. Le aconsejo que lo utilice durante al menos 2 semanas. Si le preocupa su cicatrización utilícelo durante 2 meses.
Trascurrido el primer mes puede aplicarse cualquier producto cicatrizante, aunque el Micropore funciona bien, son también válidos otros productos como la rosa de mosqueta (repavar), la tiras de silicona (trofoblastin, mepiform) o la silicona líquida (dermatix). El resultado final de la cicatrización dependerá sobre todo de como cicatriza usted y no del producto aplicado.

A partir de las 3 semanas si lleva la cicatriz al aire, puede aplicarse maquillaje para ocultar la rojez, esta rojez es NORMAL durante los primeros 6-12 meses.

Evite la exposición solar, si no le queda más remedio y la cicatriz no está tapada, aplíquese crema de protección solar con factor de protección igual o superior a 30.

Recuerde aplicarse la crema en un área amplia y no solo en la lesión. Si tiene una lesión en la cara y solo se lo aplica en la misma, la zona quedara blanca y el resto de la cara bronceada, aplíquese la crema en toda la cara.

3º Consulta

Se le entregaran los resultados y se observará la evolución de la cicatriz.Existen áreas que suelen cicatrizar mal como es la espalda. Otras zonas( centro deltórax, hombro y orejas) pueden cicatrizar con mucha intensidad y producir unqueloide. El queloide suele aparecer algunas semanas después y se manifiesta por un abultamiento de la cicatriz, suele ir acompañado por pico, dolor y molestias. Es importante acudir a consulta para su tratamiento precoz.

4º Consulta y sucesivas?

Puede que no necesite una 4º consulta, ni consultas sucesivas, si la evolución ha sido correcta. No debe asustarse si le cita en otras ocasiones, puede que simplemente se quiera seguir su evolución más de cerca.
Si usted viera que la evolución no es normal, tras el alta, solicite una nueva consulta de valoración.
Como le explique es normal que las cicatrices estén rojas durante algunos meses (6-18). No pierda la paciencia poco a poco mejoraran, recuerde el “truco” del maquillaje de la zona.

La Hipertrofia Mamaria tiene también repercusiones a nivel del metabolismo.

Aunque para algunas personas, sobre todo hombres, el volumen exagerado de las mamas pueda ser considerado atractivo, para las pacientes que lo sufren es un suplicio.

Si bien, es común escuchar en los medios de comunicación sobre el aumento mamario, no es tan frecuente escuchar sobre la reducción mamaria. Para muchas mujeres el volumen excesivo de sus pechos es un problema frecuentemente, pero del que muchas se sienten incómodas de hablar.

La hipertrofia mamaria o gigantomastia es una patología que consiste en el desarrollo exagerado de tamaño de los senos. Este desarrollo exagerado suele manifestarse en la segunda década de la vida, aunque puede desarrollarse en décadas sucesivas.

El crecimiento excesivo de las mamas se considera patológico, en tanto en cuento, supone un menos cabo en la salud de la paciente, ya sea a nivel físico o psicológico. Las mujeres más jóvenes suelen tener quejas psicológicas y las mayores físicas. Las principales quejas físicas de están pacientes son: dolor de espalda, pliegues en el hombro, dolor en cuello, intertrigo cutáneo, dificultades a la hora de hacer deporte y dolor mamario.

La disminución de peso aunque puede disminuir el volumen de la mamas, pero no alivia los síntomas antes descritos, siendo la opción quirúrgica, independientemente del volumen de las mamas, la intervención que produce una reducción significativa de los síntomas.

Se han realizado estudios que correlación esa mejoría de los síntomas con la corrección angular de la lordosis cervical , cifosis torácica y lordosis lumbar, incluso con la función pulmonar, la función sexual o la depresión.

Existen numerosas técnicas de reducción mamaria, pero las más habituales se basan en el patrón de Wise que deja un cicatriz en alrededor de la areola, vertical y en el surco de la mama. Otra técnica consiste en realizar una cicatriz alrededor de la areola y otra vertical, esta técnica solo la recomiendo para hipertrofias mamarias moderadas. Las cicatrices de alrededor de la areola y la vertical de la mama suelen evolucionar muy bien, la cicatriz situada en el surco de la mama queda oculta por la caída de la mama. Curiosamente, hablando con las pacientes para prácticamente ninguna paciente las cicatrices son un problema. El complejo areola pezón se nutre con pedículos que pueden ser supero-interno o inferior, aunque también puede ser lateral o superior.

Si bien existen paciente con índice de masa corporal (IMC) normal, es frecuente la asociación de sobrepeso y gigantomastia. Actualmente, se están buscando nuevos indicadores de riesgo de Sindrome Metabólico, siendo propuesta por la Canadian Medical Association Journal la gigantomastia como medida del riesgo de desarrollo de diabetes tipo II.

El tejido graso a parte de las funciones más conocidas como depósito de energía y aislante térmico, cumple otras muchas funciones al secretar factores biológicos denominado adipokinas que juega un papel fundamental en la regulación del metabolismo.

El síndrome metabólico ( SM) también se denomina «síndrome de Reaven», «síndrome de resistencia a la insulina» o «síndrome metabólico X» es una conjunción de factores de riesgos para que una persona sufra enfermedades cardiovasculares. Esta conjunción de factores de riesgo sería:
• Obesidad central
• Diabetes
• Niveles elevados de triglicéridos y niveles bajos de lipoproteínas de alta densidad
• Presión arterial alta

Si bien algunos estudios apuntan a la importancia de la grasa visceral como importante factor de riesgo para el desarrollo del síndrome metabólico, otros se centran en la localización periférica o troncal de la grasa subcutánea de la misma.

Actualmente, existen numerosos estudios que se centran en los efectos que conlleva la extirpación de la grasa corporal sobre el metabolismo.

La mama contiene más tejido adiposo que glandular y esta proporcionalmente en consonancia con el IMC de la paciente. Nuevos estudios han analizan las repercusiones de tras una reducción mamaria, encontraron un aumento significativo de la sensibilidad a la insulina, incremento de los niveles del colesterol HDL (bueno) y de los niveles plasmáticos de adiponectina .Esta última juega un importante papel en la regulación de la hemostasia energética y la función de la insulina. Se ha descrito como los niveles de adiponectina están reducidos en los pacientes obesos y aquellos diagnosticados de diabetes tipo II.

Con lo anterior se demuestra que la mejoría de las pacientes no es solo a nivel físico con disminución del dolor de espalda, hombro, cuello,… sino que la intervención tiene repercusiones beneficiosas a nivel metabólico de las pacientes.

Para más información puede descargarse la Guía Clínica de Reducción Mamaria del Dr. Marco Antonio Amaya Guia Clínica Reducción Mamaria

Dr. Marco Antonio Amaya Benítez
Cirugía Plástica, Estética y Reparadora

Guía Clínica Liposucción

Puedes descargar la Guía Clínica de Liposucción del Dr. Amaya aquí Guia Clínica Liposucción

La Liposucción es una de las técnicas más demandadas en cirugía plástica.

Sólo la indico en aquellas paciente en las que existe una verdadera desproporción en sus formas, aquella paciente que engordo de forma simétrica, para mí, no es cándida a una liposucción. Sería mejor para ella perder el volumen mediante dieta, ya que igual que engordo de forma simétrica, adelgazará de forma simetría. Repito este es mi criterio y puede no ser compartido con otros compañeros.

Las zonas a tratar con mejor resultado son los flancos (parte baja de la espalda) y los trocánteres o cartucheras. Las que se obtiene peores resultados son la cara interna de brazos, y muslos. Zona con discreto resultado el abdomen. En el abdomen solo puede quitarse poco cantidad de grasa, porque aunque podemos extraer mucha, la flacidez que origina es peor que el estado previo.

Es una de las intervenciones en las que los pacientes se suelen mostrar más insatisfecho con los resultados. Esto es debido principalmente a los siguientes motivos:

-Mala selección de los pacientes, es quizás uno de los principales motivos. La liposucción no es una técnica de adelgazamiento. Es una técnica para el remodelado, pero es una técnica grosera y por lo tanto ha de ser seleccionada, solo para aquellos pacientes que sufren de una alteración de su silueta. Me explico, para aquellos pacientes en los que existe una verdadera discrepancia importante entre por ejemplo el volumen de la cadera y la cintura.

-Falta de información. Con la liposucción podemos mejorar la silueta, pero nunca hay que esperar una silueta perfecta. Es habitual que tras la intervención aparezcan algunas irregularidades, que resultaran irrelevantes en los pacientes seleccionados adecuadamente, y que serán comprendidas por los pacientes correctamente informados.

-La técnica es realizada por un profesional no cualificado. La liposucción es una técnica relativamente sencilla, lo que ha llevado un sinfín de profesionales sin la titulación adecuada a “aventurarse” a realizar dicha técnica. En España existe una falta de regulación TOTAL. Llevando a cosas tan increíbles como ver a un Médico especialista en una especialidad no quirúrgica, o incluso sin ninguna especialidad realizar esta técnica, tras haber recibido un diploma en un curso de formación de un fin de semana. Increíble pero cierto.

Dicho lo anterior, en un paciente correctamente seleccionado e informado, intervenido por una profesional con la cualificación apropiada, es altamente probable el éxito.

Es una técnica que se realiza bajo anestesia local y sedación habitualmente, aunque puede ser realizado bajo anestesia general.

La técnica consiste en infiltrar una solución anestésica en la zona a ser tratada, para después introducir a través de pequeños orificios las cánulas de liposucción, que están conectadas a un sistema de vacío que aspira la grasa.

Dependiendo del volumen extraído el paciente puede obtener el alta el mismo día, o tras 24 horas.

El paciente ha de llevar una faja que no podrá retirarse en las primeras 72 horas, tras las cuales se la podrá retirar para ducharse. La faja deberá utilizarse durante al menos un mes.

Las molestias son moderadas entre 3-4 sobre 10 durante los primeros 3-5 días, y a partir de los cuales una media de 2 durante algunas semanas.

Los resultados comienzan a apreciarse a partir de los 2 meses.

¿Qué diferencia existe entre liposucción, lipoescultura, lipomodelado?

Ninguna, son diferentes maneras para hacer referencia a lo mismo, pero con finalidades comerciales. Si bien es cierto, que algunos profesionales utilizan el término lipoescultura cuando se refieren a la extracción de una zona para la lipoinfiltración en otra zona.

¿Qué técnicas existen cual es la mejor?

Simplificando mucho podemos hablar de 3 técnicas fundamentalmente:

-La tradicional realizada mediante cánulas con orificios conectada un sistema de vacío. Es la técnica más utilizada por los cirujanos plásticos y la única en la que la grasa extraída puede ser aprovechada para su posterior lipoinfiltracion en otra zona. Es la única que recomiendo personalmente.

-La asistida por ultrasonidos en la que los adipoctos son destruidos por la vibración de la células.

-La asistida por láser. La más demanda por las persona, la palabra laser va asociada a modernidad e innovación. Sin embargo, consiste en aplicar una energía que literalmente derrite la célula grasa por el calor, produciendo una quemadura “controlada”. Esta técnica fue muy popular en el los inicios de este siglo por destacar comercialmente respecto a la “competencia”. Se especulaba que era la técnica que más retracción producía; las “inversiones” para adquirir el aparataje conllevaban la necesaria publicidad para la “rentabilización de la inversión”. Es por ello que es la más publicitada. Bajo mi punto de vista, sólo esta indicada para zonas muy específicas como cara interna de brazos y cuando el volumen a tratar es mínimo.

Es fundamental tener unas expectativas realistas y tener en cuenta que el resultado de la intervención puede no coincidir con el que imaginaba.

La intervención se realizaría en el Hospital Quirón San Camilo. El Hospital hace parte del Grupo Quirón Salud, el mayor grupo hospitalario de España. Quirón San Camilo que dispone de 12.000 m2, 76 camas, 9 quirófanos, UCI,…

Consentimiento informado traducido

ADVERTENCIA: en ningún caso lo que a continuación se expone puede sustituir al documento de consentimiento informado, meramente consiste en una simplificación del mismo con acento en los puntos más llamativos.

Si piensa intervenirse de una liposucción tiene que saber que es una intervención donde prima tener unas expectativas REALES, es decir, existirá una mejoría, pero el resultado puede no coincidir con sus expectativas.

El resultado inicial irá evolucionando con el tiempo a la vez que usted, sufriendo el proceso habitual de envejecimiento. Si a lo largo del tiempo se produce un incremento significativo del peso, es probable que también se incremente el volumen de la zona tratada, pero usualmente lo hará en menos medida al ser una zona cicatrizal.

El sangrado, en una liposucción en prácticamente todos los casos aparecen hematomas. Es algo muy variable de persona a persona y en mi experiencia difícilmente predecible, los hematomas tardan en desaparecer unas tres semanas.

La infección aunque infrecuente puede producirse. Para que no se produzca se extrema las medidas de antisepsia y asepsia durante la intervención y se administra tratamiento antibiótico profiláctico. No obstante la usencia de infección 100% es imposible.

Cambio de sensibilidad de la zona tratada . Es muy frecuente notar un cambio en la sensibilidad de la zona operada. Lo habitual es que la paciente pierda parte de la sensibilidad de la zona y la recupere a lo largo de los meses. A veces, se produce un incremento de la sensibilidad que poco a poco, se normaliza.

Cicatrización. La liposucción múltiples pequeñas cicatrices de aproximadamente 1 cm que se intenta colocar en lugares poco visibles. Las cicatrices nunca desaparecen, pero es muy raro que un paciente se queje por ellas.

Asimetrías. Por razones obvias no es esperable un resultado simétrico al 100%. En esta operación diría que la asimetría es universal, es cierto que nadie abandona el quirófano sin comprobar una y otra vez que el resultado es el deseado, pero pese a ello, es universal la presencia de PEQUEÑAS irregularidades.

Seroma. Al igual que los vasos sanguíneos, existe paralelamente unos vasos linfático, por donde, simplificando mucho, van sustancias que no pueden ir por la sangre. Durante la intervención los vasos linfáticos al igual que los sanguíneos son cortados, y al igual que un vaso que sangra puede producir un hematoma, un vaso linfático que drena puede producir un seroma.

Dolor. Existe raros casos en los que alguna paciente sufre de molestias de la zona operada durante muchos meses. El dolor es muy subjetivo.

Nódulos (bultitos) o pequeñas depresiones. Podría asegurar sin confundirme que también son universales y aparecen SIEMRPE, aunque en honor a la verdad la mayoría desaparece a lo largo de los meses. Aunque SIEMPRE persisten algunos a pesar de los correspondientes masajes de drenaje linfático.

Complicaciones de gravedad:

Tromboembolismo graso. Es una complicación excepcional extremadamente infrecuente, se trata de que pequeñas partículas grasas puedan migrar por los vasos sanguíneos y provocar embolismos, que pueden ser potencialmente fatales.

Perforación de vísceras internas: también es infrecuente pero exisiten casos descritos en los que tras una liposucción se ha perforado, el hígado, el bazo o incluso los intestinos.

Otras complicaciones de gravedad

Son muy infrecuentes y la inmensa mayoría están relacionadas con problemas previos del paciente que no se manifestaron en el estudio preoperatorio, ajenos a la naturaliza y zona de la cirugía. Por ejemplo, el paciente puede padecer una arritmia grave, que durante el electrocardiograma previo a la intervención pasa desapercibida, porque en esa altura el ritmo era normal, pero que debute en la cirugía. Como repito es extraordinario este tipo de complicaciones, pero como existe esa probabilidad remota, es nuestro deber comunicarlo.

El Resultado no puede, ni debe garantizarse, lo que si se debe garantizar es que se pondrán todos los medios para que la cirugía llegue a buen fin.

Guía clínica consulta a consulta

Lo que a continuación detallamos es la evolución e inquietudes más frecuentes de las pacientes intervenidas de Liposucción.
Esta descripción corresponde a un caso estándar, el Dr. Amaya puede explicarte un postoperatorio diferente para tu caso en concreto.
Las fechas de las revisiones son orientativas pudiendo variar de paciente a paciente.

1º Consulta

En la primera consulta recogerá tu historia clínica, el cirujano te preguntara si padece alguna enfermedad, tomas o eres alérgico algún medicamento, intervenciones quirúrgicas previas, antecedentes familiares entre otros.

Es muy importante que la comunicación entre el paciente y el cirujano plástico sea fluida, para que así el cirujano pueda saber cuáles son sus expectativas y que este le explique las limitaciones de la intervención.

Se procederá a su examinación, el doctor te comentará en eses momento las particularidades que hacen tu caso único. No tomamos fotos de la las pacientes en la primera consulta la confidencialidad es esencial para nosotros.

Se le explicará también, como se realiza el procedimiento, en que Hospital se realizara, sus riesgos, como es el postoperatorio, así como todas las medidas que se toman para que el proceso se realice con la máxima seguridad.

El Dr. Amaya le explicara las cosas de forma sencilla y clara. Intentará en todo momento que sea lo más realista posible y como suele subrayar” sin edulcorantes”. El doctor le aconsejara o desaconsejara la intervención.

La primera consulta será meramente informativa. Se le recomendara que se tome su tiempo para meditar la decisión y si desea intervenirse, se le emplazará para una segunda consulta, en la que deberá acudir con todas las dudas que le surjan en casa anotadas.

Finalmente, será informado del precio y las opciones de financiación por nuestro personal de atención al paciente.

2º consulta

Se resolverán las últimas dudas con la paciente, se realizará una nueva exploración donde se discutirán los detalles de la cirugía.
Si ambos están conformes podrá marcarse la cirugía, con un mínimo de 2 semanas, o podrá ser emplazada para otra visita.

1º día, noche en el hospital

Terminada la operación te despiertas en una Unidad de Recuperación Postanestésica ( URPA) del hospital. Es frecuente no sentir dolor. El cirujano pasará a comprobar que te encuentras bien y que los drenajes están permeables, antes de informar a tus familiares. Recordarás muy poco del paso por la URPA.
Tras pasar un tiempo en la URPA, puede ser muy variable, desde 30 a 120 minutos, serás trasladada a la habitación. En la habitación permanecerás sin levantarte y poder comer durante algunas horas, lo habitual es entre 3-6 h.

En esas primeras horas seguirás bajo los efectos de la medicación, es habitual que olvides las primeras horas inmediatamente después de la cirugía. Después de ese tiempo (3-6h), podrás incorporarte. Deberás permanecer sentada antes de levantarte unos 15 minutos. Necesitarás la ayuda de la enfermera, es muy infrecuente que te marees en ese momento, por ello la primera que te levantes has de estar acompañada. A partir de las 3 horas empezarás a sentir alguna molestia.

La primera noche dormirás poco y mal. El dolor en una escala de 0-10 tiene una intensidad de 3-4. Es cierto que hay pacientes a las que el proceso solo les produce leves molestias, pero también otras paciente refieren que la intensidad es de 6. El dolor es muy subjetivo y la percepción puede variar mucho de paciente a paciente. Lo habitual es que no duela, pero se tengan molestias. Es muy llamativo que en la zona de las cartucheras sientas la zona dormida.

La zona más dolorosa es sin duda la espalda. No es infrecuente que la faja se manche en algunas zonas. El mejor color de la faja es el NEGRO.
Como resumen es una noche que, pese a la medicación se suele pasar mal por todo lo anterior.

2º día, alta del Hospital, vuelta a casa

Lo habitual es recibir el alta este día, o incluso el día anterior si fue un liposucción pequeña, aunque en determinadas circunstancias (pacientes que vivan a más de una hora de Madrid) puede que necesites 2 días de ingreso.

Este día en casa es, sin duda, es el peor. La intensidad del dolor es máxima, sobre todo en la zona de la espalda. En grandes alteraciones de la forma de los trocánteres es frecuente apreciar la disminución del volumen.

Este día la inflamación es máxima, debido a ello son frecuentes los mareos, mucho cuidado en el baño. Es frecuente que se inflame todo el cuerpo desde los pies a las manos. La faja no se puede retirarse, y las pacientes deben asearse por partes, esto te hará sentirte muy incómoda.
En este día te importará poco el resultado de la cirugía. Solo desearás quitarte la faja y poder darte una buena ducha.

No es inusual que aparezca un pequeña distímia, o como se dice en el argot popular un “bajón” anímico. Este día pensarás:-¿quién me ha mandado a meterme en esto?

Personalmente les pido a las pacientes que se pesen el día previo a la cirugía, en los días posteriores lo habitual es coger de 2-6 kg debido a la inflamación.

La faja y los apósitos te pueden producirá picor, puede que te salga alguna ampolla, no te alarmes si una zona esta más inflamada que otra.

El Dr. te proporcionara su teléfono particular para que en el caso de cualquier imprevista tengas acceso a él directamente.

3º-4º día, 1º revisión

Este día experimentarás un gran mejoría en las molestias, pero no te olvides que alguna molestias tendrás incluso meses después de la intervención. Las pacientes suelen describir las molestias como agujetas FUERTES.

Retirar la faja suele ser muy molesto.

Llega el momento de verte…

Literalmente parecerás que te has caído por unas escaleras y lo más frecuente es que estés llena de hematomas, puede impresionar. Aprovecho para recordar que el mejor color para la faja es el negro, por aquello que las manchas se ven menos.
Las cicatrices serán muy visibles. Estarán rojas con algunas costras, hasta que no pasen los meses no cogerán buen aspecto, hay que tener paciencia.
Desde este día puedes ducharte entera y mojarte la herida, siempre y cuando no la sumerjas. Tras la ducha hay que secar la herida y aplicar un antiséptico tipo cristalmina.

Es muy probable que hayas perdido sensibilidad en las zonas tratadas. Lo habitual es recuperar gran parte de la sensibilidad a lo largo del primer año.

Es muy frecuentes ver diferencias muy significativas entre regiones tratadas, el lado derecho puede está bastante más inflamado que el izquierdo, y viceversa.

Es habitual tener pequeños exudados (la cicatrices expulsan liquido). Ese líquido puede oler mal y la zona no estará infectada.

A partir del 4º día muchas paciente se reincorporan a su puesto de trabajo, siempre y cuando se a un trabajo no físico, tipo oficina.
Lo que peor llevaras será al sentarte, la zona de la espalda.

Puedes ir elevando paulatinamente los brazos y coger objetos algo más pesados que un libro o un ipad, sin que supere los 4- 5 kg.

7º día, 2º visita de control

Este día dirás que las molestias te han disminuido mucho, sigue siendo dolorosa la espalda en otras zonas tendrás molestias leves.
Debes tener en cuenta que una cosa es la imaginación y otra cosa es el resultado obtenido. Puede que no te agrade algo, pero tienes que entender que, o bien es debito al proceso inflamatorio, o es debido a factores intrínsecos a tu cuerpo. Debes empezar a aceptar tu nuevo yo, que no tiene por qué coincidir con el yo que te imaginaste.

Las zonas tratadas seguirán inflamadas y los hematomas empezaran a cambiar de color, puede aplicarte una crema con heparina.
Deberás ir ajustando la faja esta cede mucho.

Es muy posible que continúes con un peso por encima del día antes de la cirugía.Deberás seguir realizando los mismos cuidados de la herida.
Idealmente, puedes iniciar suavemente los masajes de drenaje linfático, si las molestias te lo permiten.

La inmensa mayoría de las paciente se han incorporan a su trabajo alrededor de este día, si este no es físico. Es habitual terminar la jornada laboral más cansada de lo normal.

Puedes iniciar la actividad física realizando paseos de 20 minutos.

14º día, 3º visita, retirada de puntos

Es habitual que no tengas intensas molestias y te muestres sorprendida por tu rápida recuperación. Ya puedes realizar todo tipo de movimientos siempre con la debida precaución.

Es normal que comiences a bajar de peso, los hematomas seguirán siendo visibles.
La inflamación te habrá bajado pero de forma muy comedida.La cicatriz en la mayor parte de las pacientes está formada, no es infrecuente que queden algunas costras. Tras la retirada de los puntos es habitual que en las siguientes 24 horas exista un pequeño sangrado.

Puede existir una ligera descamación de la zona tratada por el proceso de inflamatorio.

Las pacientes con un trabajo ligeramente físico, tipo peluquería, suelen reincorporarse tras este periodo.

La actividad física puede incrementarse a paseos de 30 minutos y a partir de las tres semanas podrás realizar bicicleta estática.

30º día, 4º visita

Lo habitual es pesar lo mismo que antes de la cirugía, o incluso algo más. Es frecuente que estés más animada, por fin empiezas a ver algo de mejora. Es frecuente que el volumen te haya cambiado de forma significativa, pero el resultado dista mucho de ser el final.

Ya no recuerdas como era tu cuerpo. Desde ahora pensaras que tu cuerpo siempre fue así.
Puedes aplicarte sobre la cicatriz rosa de mosqueta o colocar tiras de silicona. No existe ninguna crema o producto que borre las cicatrices. El uso del apósito MICROPORE COLOR PIEL va bastante bien.

Desde este momento puedes realizar vida completamente normal, pudiendo iniciar la actividad deportiva de forma progresiva.
No te asustes si te palpas nódulos (bolitas) debajo de la piel), con el paso de los meses desaparecerán la inmensa mayoría.

A partir de ahora podrás retirar la faja por periodos más largos.

60º día, 5º visita

En este momento estarás contenta lo habitual es pesar menos que antes de la intervención, los hematomas habrán desaparecido, puede que algún resto quede.
Lo habitual es estar contenta y notar un cambio.

90º día, 6º visita

Estará mejor la forma, seguirás bajando de peso. Es habitual que te quejes por pequeñas alteraciones en el relieve y porque ha aparecido flacidez, hasta ahora la inflamación había rellenado el tejido graso extraído. Mientras más haya sido la cantidad extraída mayor es la flacidez. En la mayor parte de la pacientes que saben de su aparición la toleran sin problemas.
Desde luego es fundamental ver tus fotos de antes de, porque para ti siempre fuiste así.

180º día, 7º visita

A partir de aquí es muy probable que sin dieta no bajes más de peso. Las molestias abran desaparecido completamente. Aunque puede que me puntualices que tienes algún punto doloroso.

Tu figura habrá cambiado de forma significativa.

360º día, 8º visita

Aquí acaba el proceso. La cicatriz habrá mejorado mucho, pero es frecuente que continúe mejorando durante otro año más. Recuerda que este es el resultado de tu liposucción y no el de una imagen en 3D, o el cuerpo de otra chica y debes aceptarlo como tal.
Tu caso fue único y nunca extrapolable a otra paciente. Podrás explicar cómo fue tu caso en concreto, pero no ocurrirla lo mismo en otras pacientes. Recuerda aquello que explicaba al principio -“Olvídate de lo que te contó tu amiga, solo refleja la experiencia que tuvo ella, lo que a continuación detallo es la experiencia de muchas pacientes…”

Dr. Marco Antonio Amaya