abdominoplastia

Abdominoplastia

Consigue una figura esbelta.

La abdominoplastia es la técnica quirúrgica consistente en la eliminación del exceso de piel, grasa y restaurar la tensión muscular de la zona abdominal.

Su principal objetivo es conseguir remodelar la zona abdominal y la cintura después de embarazos, aumento significativo de peso, pérdida del mismo o envejecimiento.

La duración de esta técnica oscila entre las 2 y 3 horas aunque puede variar según la complejidad de la intervención.

Este tipo de procedimiento quirúrgico se lleva a cabo mediante anestesia general y es necesario el ingreso hospitalario de la persona que oscila entre las 24 o 48 horas aproximadamente.

El nivel de malestar (0-10) después de la intervención es de entre 3-5 durante los primeros días y su recuperación es variable en torno a las 2-3 semanas, recomendando no realizar grandes esfuerzos durante dicho tiempo.

Los resultados de esta técnica son satisfactorios y definitivos.

El coste de la intervención es variable según la complejidad de la misma.

Descarge la guía elaborada por el Dr. Amaya Guia Clínica Abdominoplastia

Si tiene cualquier pregunta no dude en consultarnos a través de nuestro formulario de contacto.

>> Ampliar Información

|Definición| La abdominoplastia es una técnica quirúrgica que se encarga de eliminar el exceso de piel y grasa abdominal, tonificar el tronco y cintura, restaurando la posición de los músculos. El objetivo es dejar un abdomen plano y firme, tras una pérdida de cintura por embarazos, ganancia o pérdida significativa de peso o envejecimiento. El resultado obtenido no puede conseguirse con ejercicio físico o dietas.

|Candidato ideal| La mayor parte de las pacientes que acude a consulta por estas intervenciones son personas que han intentado reducir esta zona con otro tipo de tratamientos (ejercicios, dietas, etc).
Suelen ser personas obesas que han logrado bajar de peso y recurren porque esta pérdida de peso ha originado un exceso de piel y tejido subcutáneo.

Entre los pacientes que más consultan se distinguen:

• Pacientes obeso: En la que se le evaluará la factibilidad del tratamiento frente a otros posibles riesgos. Para esto el paciente deberá entender que no es una técnica para tratar el sobrepeso.

• Pacientes con pérdida brusca de peso: Debido a dietas o técnicas como bypass gástrico suele quedar mucha piel sobrante. Lo que anteriormente era un abdomen turgente, ahora queda convertido en una bolsa de piel. El objetivo será la eliminación de esta piel y del tejido subcutáneo sobrante.

• Mujeres con abdómenes distendidos debido a embarazos: Para este tipo de casos, la pared abdominal de la mujer puede someterse a fuerzas de distensión y retracción, lo que hace que se deteriore la calidad de la piel en esta zona. Son abdómenes con aspecto arrugado, estrías, flácido y con abundancia de piel. Mujeres cuyo embarazos han alterado la elasticidad de la pared abdominal produciendo debilidad muscular.

• Pacientes con cicatrices abdominales: Presentan cicatrices en la zona abdominal. Se utiliza este tipo de técnicas para la corrección de esta área. A pesar de que no existen técnicas para hacer desaparecer por completo esta cicatriz, se puede mejorar el aspecto mediante una nueva intervención en la que se extirpa la cicatriz y se sutura en condiciones óptimas. En estos casos la recuperación e intervención son más rápidas.

|Lugar de la intervención| La abdominoplastia o mini-abdominoplastia son unas intervenciones que requiere ingreso hospitalario y han de ser realizadas dentro de un quirófano. Nunca debe realizarse dentro de una consulta, por seguridad del paciente.

|Intervención| Esta intervención se realiza mediante una incisión en la zona abdominal desde la espina iliaca antero superior derecha hasta la izquierda, por encima del pubis, para así, dejar la cicatriz oculta por el bañador o ropa interior. Tras esta incisión, aparecerá una cicatriz permanente que con el paso del tiempo será cada vez menos apreciable.

Seguidamente se realiza otra incisión en la zona del ombligo y se procede a la separación de la piel en esta zona, exponiendo los músculos abdominales. Estos músculos se tensan y se unen a la zona media y proporcionan de esta manera un abdomen firme y una cintura más estrecha. Consiguiendo corregir la forma globosa de abdomen. La piel que ha quedado separada, se estira en dirección al pubis y la piel sobrante se extirpa. El ombligo quedará colocado en su nueva posición. Por último, se realizan las suturas correspondientes y el vendaje dejando unos tubos de drenaje para la eliminación de excesos de fluidos que pudieran acumularse en la zona de intervención.

|Tipo de anestesia| El tipo de anestesia utilizada para esta clase de intervenciones es general con inducción intravenosa y mantenimiento inhalatorio, durante el cual, el paciente estará dormido hasta la finalización de la misma, por tanto no percibirá dolor.
En intervenciones como mini-abdominoplastia podrá utilizarse anestesia local más sedación, quedando así insensibilizada la zona abdominal.
Nosotros empleamos siempre anestésicos locales para que en las primeras horas las molestias sean las menores.

|Duración de la intervención| La duración de esta técnica quirúrgica puede variar dependiendo de la complejidad de la intervención, pero suele estar en torno a las 2 o 3 horas. Si la cirugía se acompaña de otro procedimiento o intervención, el tiempo puede aumentar.

|Post-operatorio| Tras la intervención el paciente llevará una faja especial reforzada con un vendaje. Durante los primeros días el abdomen permanecerá algo inflamado y el paciente notará algunas molestias que serán controladas mediante medicación.

El tiempo de ingreso hospitalario varía entre las 24-48 horas. Y al paciente se le dará instrucciones para llevar una vida lo más normalizada posible en los primeros días a la intervención. Se recomienda que el paciente comience a caminar cuanto antes pero no realizar deporte hasta semanas posteriores.

Generalmente no dejamos puntos externos en la piel, toda la sutura se realiza por dentro, pudiendo quedar algun cabo que será retirado en torno a las 2 semanas. La sutura interna es reabsorbible en un tiempo aproximado de 2-3 meses, tiempo suficiente para que se haya iniciado la cicatrización. El vendaje será sustituido por una faja abdominal que deberá utilizarse durante al menos un mes el mayor tiempo posible, pudiendo ser retirada para el aseo y puntualmente durante algunas horas.

|Vuelta a la normalidad| La vuelta a la normalidad puede estar en torno a las 3-4 semanas, dependiendo del estado físico previo de la persona. Es muy recomendable alrededor de este tiempo que el paciente inicie suavemente el ejercicio físico. El drenaje linfático ayudará a reducir la inflamación y disminuir alteraciones posteriores a la intervención. No es recomendable por contra, ejercicios fuertes hasta que la persona no se sienta con fuerzas. Además será aconsejable llevar una dieta equilibrada.

La cicatriz inicialmente de color rojo con el trascurso de los meses irá cogiendo un colon blanco. Hasta aproximadamente los 10-12 meses la cicatrices no alcanzara su aspecto definitivo, aunque no serán visibles por la zona en la que se encuentran (tapadas por bikini o braga).

|Resultados obtenidos| Los resultados obtenidos por nuestros pacientes son muy satisfactorios. Siempre es recomendable para obtener unos resultados adecuados realizar una serie de ejercicios para reducir alteraciones posteriores a la cirugía y llevar a cabo una dieta equilibrada. Los resultados son definitivos, si se siguen las pautas indicadas. En pocas semanas el paciente podrá ver un abdomen plano y una cintura más tonificada.

|Seguridad de la intervencion| Ninguna intervención está exenta de riesgos. Dicho esto, cabe resaltar que las complicaciones no son frecuentes, siempre y cuando, se realicen por un cirujano plástico cualificado, en un centro adecuado.

Las complicaciones más frecuentes son el sangrado y la infección. Para evitar ambas se realiza una hemostasia cuidadosa y se suministras antibióticos de forma profiláctica. Otras complicaciones que pueden aparecer son la derivadas a una cicatrización anómala, con un ensanchamiento, o sobre elevación de la misma. Puede existir una intolerancia a los puntos que conlleve la apertura de una parte de la herida. La trombosis venosa, aunque rara, se tiene muy en cuenta a la hora de suministras medicamentos e indicar unas serie de ejercicios para minimizar los riesgos.

Si bien hay que decir que se puede reducir el riesgo de complicaciones realizando al técnica de manera rigurosa y siguiendo las indicaciones ofrecidas por su cirujano.
El tabaco también aquí juega en nuestra contra siendo recomendable dejar de fumar al menos 2 semanas antes de la intervención.

¿Se puede combinar con otras técnicas?

Sí. Muchas veces se combinan técnicas como la abdominoplastia con la liposucción ya que son complementarias para un rejuvenecimiento completo del tronco. La liposucción ha de centrarse en los flancos para así no comprometer la vascularización de la piel del abdomen y conllevar a una cicatrización más lenta y/o de peor calidad. La valoración estará en manos del cirujano de si es necesario o conveniente realizar la intervención por separado o combinada.

Soy fumador, ¿Interfiere en mi operación?

Si. Es muy recomendable abandonar el consumo del tabaco o una reducción del mismo semanas antes de la intervención, ya que esto influye de forma positiva en la vascularización de los tejidos y ayuda a una mejor cicatrización. Sobre todo es de especial importancia si se combina con otra técnica como la liposucción.

>> La primera consulta

En la primera consulta se le hará un cuestionario a cerca de su salud, en la que el cirujano le preguntara si padece alguna enfermedad, toma o es alérgico algún medicamento, intervenciones quirúrgicas previas. Es muy importante que la comunicación entre el paciente y el cirujano plástico sea fluida, para que así el cirujano pueda saber cuáles son sus expectativas y que este le explique las limitaciones de la intervención.

Se le explicara también como se realiza el procedimiento en que centro se realizara, sus riesgos, como es el postoperatorio entre otros. Finalmente, será informado del precio y las opciones de financiación.

La primera consulta será meramente informativa, en el caso que se quiera intervenir se le emplazará a una segunda visita, dónde se planificara la fecha de la intervención, se le tomaran fotografías preoperatoriasy se le resolverán las últimas dudas, para así realizar los estudios preoperatorios oportunos para cada caso.

Cita Previa 911 412 509 622 756 000
Colaboramos con las principales compañias aseguradoras
Certificaciones

Consulta

Cirugía Plástica

Hospital Quirón San Camilo
Juan Bravo, 39
28006 Madrid, España

cerrar x

Plástica y derma

Te llamamos gratis en el día

Por favor, introduce tu número de teléfono, fijo o móvil, y te llamaremos.

política de privacidad