Elevación de mamas

El levantamiento de senos, técnicamente llamada mastopexia, es una cirugía que levanta y reafirma los senos mediante la eliminación de exceso de piel y el endurecimiento de los tejidos circundantes para reformar y apoyar al nuevo contorno del seno.

La mastopexia o elevación mamaria puede realizarse con o sin prótesis, es una técnica quirúrgica consistente en recolocar y mejorar la forma de las mamas caídas y flácidas cuando las mamas además de caerse han perdido su volumen.

Su principal objetivo es la colocación del pecho en su lugar de origen, rejuveneciéndolo y recuperando su forma anterior. Las principales causas son envejecimiento, embarazos, variaciones de peso, o la misma lactancia con la que se pierde elasticidad y firmeza de la mama.
La duración de esta técnica oscila entre 2 y 3 horas aunque puede variar según la complejidad de la intervención.

Este tipo de procedimiento quirúrgico se lleva a cabo generalmente mediante anestesia general.
Es necesaria la hospitalización aunque el paciente puede recibir el alta en el mismo día o 24/48 horas después de la intervención.

El nivel de malestar (0-10) después de la intervención es de 4-6 y su recuperación total es variable en torno a las 2-3 semanas, recomendando no realizar grandes esfuerzos los 4 o 5 primeros días, donde podrá realizar una vida casi normalizada.

Los resultados obtenidos son satisfactorios con nuestros pacientes, consiguiendo así unas mamas proporcionadas al cuerpo, con unas cicatrices que se intenta sean las mínimas,y además serán tapadas por la ropa interior no siendo apreciables con cualquier escote. Hay que indicar que los resultados no son permanentes el pecho continuara su evolución natural, pero la colocación de la prótesis permite que el resultado sea más duradero.

El coste de la intervención es variable según la complejidad de la misma.

Si quiere un presupuesto personalizado de su tratamiento pinche aquí.
Si tiene cualquier pregunta no dude en consultarnos a través de nuestro formulario de contacto.

>> Ampliar Información

|Qué es| La Mastopexia o elevación de la mama con prótesis, es una técnica quirúrgica que sirve para elevar y mejorar la forma de las mamas caídas y flácidas mediante una prótesis cuando además de caerse han perdido su volumen.
Esto se produce con el envejecimiento, embarazos, lactancia y hace que la piel del seno pierda su elasticidad y por tanto su forma tendiendo a caer. Este fenómeno se conoce como “Ptosis mamaria”.
Es una técnica muy utilizada para el rejuvenecimiento del pecho.

|Candidato ideal| Principalmente la candidata ideal para este tipo de intervenciones son mujeres que poseen mamas flácidas con poco volumen. Suelen ser mujeres que después de un embarazo o una lactancia se han quedado con un pecho vacío o han sufrido una caída del mismo, para así recuperar la forma pasada.

|Lugar de la intervención| La mastopexia o elevación de la mama con prótesis, es una técnica quirúrgica que requiere ingreso en una clínica u hospital y se realiza dentro de un quirófano. Nunca debe realizarse dentro de una consulta.

|Intervención| Esta técnica consiste en retirar la piel que sobra de la mama y recolocar el pezón y la areola en una zona más alta reforzando el pecho. Las suturas se colocan en torno a la areola, en una linea vertical hacia abajo desde la areola y a lo largo del surco de debajo de la mama. En ocasiones, cuando la mama es pequeña y no está muy caída, la incisión se produce solo alrededor de la areola. Es en este caso cuando se coloca la prótesis debajo del tejido mamario o debajo del músculo pectoral.

Posteriormente se colocará un vendaje o un sujetador especial.

|Tipo de anestesia| Para la mastopexia suele utilizarse anestesia general, donde el paciente quedará completamente dormido durante la operación no percibiendo así ningún dolor ni teniendo recuerdos de la intervención. En alguna ocasión puede utilizarse anestesia local más sedación.
La anestesia general se realiza mediante inducción intravenosa y mantenimiento inhalatorio.

|Duración de la intervención| La duración de esta técnica oscila entre las 2 y 4 horas, pudiendo variar dependiendo de la complejidad de la intervención.
Si la cirugía se acompaña de otro procedimiento o intervención, el tiempo puede aumentar.

|Post-operatorio| Parte del éxito de la cirugía se encuentra en el cuidado post-operatorio. Es imprescindible seguir todas las indicaciones del cirujano. Después de la intervención es normal que la paciente se encuentre algo cansada.

Durante las primeras semanas sentirá algunas molestias que serán tratadas mediante analgésicos e irán remitiendo con el tiempo. Además puede surgir una perdidas temporal de la sensibilidad en el pezón y la areola, que también ira recuperando poco a poco. Además las mamas no tienen una recuperación simultánea, pudiendo tener una mejor aspecto que la otra, que con el paso del tiempo se igualarán.

Normalmente a las 24 o 48 horas de la intervención la paciente recibe el alta y puede comenzar a hacer una vida normalizada, aunque se recomienda no realizar grandes esfuerzos durante la primera semana.

Deberá seguir una serie de revisiones durante los meses posteriores. Se recomienda que el paciente se realice masajes de forma rotatoria, comprimiendo y hundiendo levemente. También que guarde reposo durante las primeras 48 horas, limitar las actividades tanto deportivas como de otro tipo, evitar levantar los brazos, no tomar el sol los dos meses posteriores a la cirugía y dormir boca arriba.

|Vuelta a la normalidad| La vuelta a la normalidad está en torno a 48- 72 horas. Es recomendable durante este tiempo y hasta transcurrida unas 3-4 semanas que la paciente no realice grandes esfuerzos así como limitarse con el ejercicio físico hasta una completa recuperación. Trascurrido este tiempo la paciente podrá hacer una vida normalizada.


|Resultados obtenidos|
Los resultados obtenidos por nuestros pacientes son muy satisfactorios, consiguiéndose unas mamas proporcionales al cuerpo, con unas cicatrices mínimas tapadas por cualquier tipo de escote.
Este tipo de operación deja unas cicatrices permanentes, aunque con el paso del tiempo se irán notando cada vez menos.

Los efectos de estas intervenciones no son permanentes, depende mucho del cuidado de la persona así como de futuros embarazos, variaciones en el peso, etc. Es recomendable para obtener unos resultados adecuados realizar una serie de ejercicios para reducir alteraciones posteriores a la cirugía.

Una vez pasado el primer mes la paciente podrá ver su figura más estilizada y armoniosa.

|Riesgos asociados a la intervención| Los riesgos asociados a la mastopexia con prótesis de mamasno son frecuentes, aunque como cualquier tipo de intervención pueden existir complicaciones.

En este caso, para la mastopexia uno de los riesgos que se pueden producir es problema en la cicatrización. Otros riesgos asociados son:

• Hematomas: Suele resolverse sin ningún tipo de intervención, pero en ocasiones es necesario utilizar un drenaje quirúrgico para que la cicatrización sea adecuada. También puede evacuarse la sangre acumulada.

• Contractura capsular: Tanto en los implantes por detrás del músculo como por debajo de la glándula mamaria, se desarrolla una capsula fibrosa alrededor del implante. Normalmente esta glándula es blanda, elástica e indetectable, pero en ocasiones se vuelve dura y palpable. Esto es una respuesta natural del cuerpo frente a un cuerpo extraño. Suele resolverse con medicación aunque en ocasiones será necesaria una nueva intervención para cortar el tejido capsular o cambio de la prótesis. Para evitar este tipo de complicaciones el cirujano siempre recomendará realizar masajes suaves y en todas las direcciones.

• Infecciones: Este tipo de complicaciones está a la orden de cualquier tipo de cirugía. Para esto será recomendable la toma de antibióticos preventivos. Es recomendable que el paciente informe al cirujano de cualquier molestias o fiebre que pueda padecer.

• Ruptura de implantes: Así mismo existe riesgo de ruptura de implantes, aunque en la actualidad la calidad de los implantes son excelentes. En los implantes de silicona, la mayor parte de las veces, el contenido permanece intacto aunque el implante esté roto, debido a su composición. Es necesario por tanto la revisión de implantes periódicamente para evitar que esto suceda.

• Pérdida de sensibilidad: En muchas ocasiones se produce perdida de sensibilidad temporal tras la intervención. Aunque en menor ocasión, esta perdida puede ser permanente.

No hay ninguna evidencia de que las prótesis produzcan cáncer de mama u otro tipo de enfermedades. El llevar una prótesis mamaria no impide realización de mamografías así como tampoco influye en la lactancia materna.


¿Voy a seguir teniendo sensibilidad en la areola?

Durante las primeras semanas la sensibilidad se verá reducida, pero esto irá remitiendo poco a poco y recuperando una sensibilidad normal.

¿Influye el implante de prótesis mamario con el cáncer de mama?
Existen evidencias clínicas, que confirman que no hay influencia en portar una prótesis mamaria con la aparición de un cáncer de mama.

¿Los resultados serán permanentes?
Los resultados de la elevación de mama no son permanentes aunque sí duraderos. Dependerá del cuidado del paciente en este sentido, de embarazos, variaciones de peso, etc.


¿Me queda cicatriz después de la intervención?

Siempre hay cicatrices después de este tipo de intervenciones, pero si las cicatrices son cuidadas adecuadamente, con el paso del tiempo se apreciarán menos.

¿Influye en la lactancia materna?
Una mujer portadora de una prótesis puede dar de mamar al bebé, ya que la lactancia no se ve afectada por la prótesis.

¿Puedo hacer deporte?
Ser portadora de una prótesis no influye tampoco en el ejercicio físico. Tan solo se recomienda que no se haga ningún tipo de ejercicio extra durante los dos primeros meses. Transcurrido este tiempo, la paciente podrá realizar cualquier práctica.

La primera consulta

En la primera consulta se le hará un cuestionario a cerca de su salud, en la que el cirujano le preguntara si padece alguna enfermedad, toma o es alérgico a algún medicamento, intervenciones quirúrgicas previas entre otros.

Es muy importante que la comunicación entre el paciente y el cirujano plástico sea fluida, para que así el cirujano pueda saber cuáles son sus expectativas y que este le explique las limitaciones de la intervención. Se le explicara también, como se realiza el procedimiento en que centro se realizara, sus riesgos, como es el postoperatorio…. Finalmente, será informado del precio y las opciones de financiación.

La primera consulta será meramente informativa, en el caso que se quiera intervenir se le emplazará a una segunda visita, dónde se planificara la fecha de la intervención, se le tomaran fotografías preoperatoriasy se le resolverán las últimas dudas; para así realizar los estudios preoperatorios oportunos para cada caso.

Cita Previa 911 412 509 622 756 000
Colaboramos con las principales compañias aseguradoras
Certificaciones

Consulta

Cirugía Plástica

Hospital Quirón San Camilo
Juan Bravo, 39
28006 Madrid, España

cerrar x

Plástica y derma

Te llamamos gratis en el día

Por favor, introduce tu número de teléfono, fijo o móvil, y te llamaremos.

política de privacidad