Corrección del lóbulo rasgado u orificio del pendiente dilatado

Human ear

El lóbulo rasgado o un orificio del pendiente muy dilatado que obligue a no poder llevar pendientes, es una patología muy frecuente.
Puede aparecer bien como resultado de haber sufrido un enganche con el pendiente, o del propio peso de los pendientes. Aunque no conlleva consecuencias negativas para la salud si impide la utilización de los pendientes.

La corrección requiere de una pequeña intervención con anestesia local de aproximadamente 20 minutos. Se puede aprovechar la misma intervención para reducir el tamaño del lóbulo. Al finalizar, se dan unos puntos que serán retirados aproximadamente a las 2 semanas.

Tras la intervención el paciente se marcha a casa con un pequeño apósito sobre el lóbulo.

Para realizar el nuevo orificio hay que esperar entre 30-60 días. Es muy importante no realizar el orificio sobre la cicatriz, ya que este es un punto de debilidad, y corremos el riesgo de que se nos pueda volver a rasgar el lóbulo.