Falsos Mitos del acné

Se estima que el acné en nuestro entorno, tiene una prevalencia del 74% en adolescentes, siendo máxima entre los 14 y 16 años. Constituye uno de los motivos más frecuentes de consulta en Dermatología, aunque también es muy frecuente el auto-tratamiento que ni siempre es adecuado, por el poco conocimiento que se tiene sobre la enfermedad y por seguir a veces consejos equivocados de familiares o amigos. Aquí comentaremos algunos de los falsos mitos más comunes del acné:

• Comer chocolate y beber bebidas refrigeradas empeora el acné?
La polémica sobre la dieta en el acné sigue en la actualidad. No se ha podido demostrar que el chocolate y la cafeína causen acné. Algunos estudios han sugerido que los productos lácteos podrían influir en el acné, debido a la presencia de factores hormonales y bacterianos en la leche, pero su evidencia es débil e insuficiente para recomendar suprimir o reducir la leche de la dieta.

• El acné es sólo un problema cosmético y no médico?
El acné es una enfermedad de la glándula sebácea que si no se trata de forma adecuada puede tener consecuencias como la aparición de cicatrices e influir de forma importante en las relaciones personales y sociales. Hoy día existe tratamiento dermatológico eficaz que previene este tipo de complicaciones.

• Sólo hay que esperar y dejar que el acné desaparezca con el tiempo?
Actualmente hay muchos tratamientos disponibles para el acné, que se prescriben en función de la gravedad y localización del mismo. Su dermatólogo recomendará la pauta más indicada para su caso.

• El estrés causa acné?
Este mito puede tener alguna base real, pero es difícil de cuantificar. Existen algunos estudios en estudiantes universitarios que encontraron un aumento de brotes de acné durante la época de exámenes, pero no se puede establecer una relación causal directa segura, porque ni todos los estudiantes con acné sufren un empeoramiento en épocas de stress.

• Tengo acné porque no me lavo la cara lo suficiente?
Probablemente es falso porque una higiene normal diaria no produce o empeora el acné. Estudios en adolescentes muestran que lavarse la cara dos veces al día es más eficaz que una sola vez, pero más veces que estas no es necesario porque puede producir sequedad en la piel. Además se deben emplear limpiadores adecuados, suaves y no astringentes, que deben dejarse en contacto con la piel pocos segundos. Posteriormente debe aclarar con agua tibia y aplicar el tratamiento médico prescrito por su Dermatólogo.

• No se puede usar maquillaje durante los brotes de acné?
Algunos de tipos de maquillaje sin duda pueden agravar el acné, como las bases líquidas de gran consistencia, ya que pueden obstruir los poros. Maquillajes más ligeros como los polvo minerales son más indicados. De cualquier forma existen en el mercado varias alternativas de maquillaje oil-free que son seguras para utilizar el la piel con acné.

• El uso de protectores solares agrava el acné?
Falso. Sólo hay que elegir el protector solar adecuado. Si tiene tendencia al acné, debe preferir los protectores solares físicos como el óxido de zinc o dióxido de titanio en lugar de los protectores solares químicos. Además una protección solar adecuada puede ayudar a prevenir cicatrices y marcas del acné.

• Tocarme el acné hará que se quite antes?
Falso. Existe la falsa creencia de que tocarse o manipularse el acné hará que se cure antes. Manipularse el acné conlleva a la aparición de cicatrices y marcas que pueden ser permanentes.

• Los adultos no tienen acné?
Falso. Cada vez es más frecuente la aparición de acné en edades adultas, lo que se denomina acné tardío. Hay adultos que presentan acné entre los 30 y 50 años de edad, y van a presentar unas características clínicas algo distintas del acné juvenil. Normalmente se localiza sobre todo alrededor de la boca y mandíbula con aparición de pequeños nódulos inflamatorios de color rojizo. Para su tratamiento no suele bastar aplicar productos cosméticos y requiere una valoración más especializada.