Guia Clinica de Otoplastia

Descargate la Guia Clínica Otoplastia

Guía clínica consulta a consulta

Lo que a continuación detallamos es la evolución e inquietudes más frecuentes de los pacientes intervenidos de otoplastia.
Esta descripción corresponde a un caso estándar, el Dr. Amaya puede explicarte un postoperatorio diferente para tu caso en concreto.
Las fechas de las revisiones son orientativas pudiendo variar de paciente a paciente.

1º Consulta

En la primera consulta recogerá tu historia clínica, el cirujano te preguntara si padece alguna enfermedad, tomas o eres alérgico algún medicamento, intervenciones quirúrgicas previas, antecedentes familiares entre otros.

Es muy importante que la comunicación entre el paciente y el cirujano plástico sea fluida, para que así el cirujano pueda saber cuáles son sus expectativas y que este le explique las limitaciones de la intervención.

Se procederá a su examinación, el doctor te comentará en eses momento las particularidades que hacen tu caso único. No tomamos fotos de la las pacientes en la primera consulta, la confidencialidad es esencial para nosotros
.
En la consulta el doctor intentará explicaré cual puede ser el resultado de la cirugía delante de un espejo, así como la evolución natural.
Se le explicará también, como se realiza el procedimiento, en que Hospital se realizara, sus riesgos, como es el postoperatorio, así como todas las medidas que se toman para que el proceso se realice con la máxima seguridad.

El Dr. Amaya le explicara las cosas de forma sencilla y clara. Intentará en todo momento que sea lo más realista posible y como suele subrayar” sin edulcorantes”. El doctor le aconsejara o desaconsejara la intervención.

La primera consulta será meramente informativa. Se le recomendara que se tome su tiempo para meditar la decisión y si desea intervenirse, se le emplazará para una segunda consulta, en la que deberá acudir con todas las dudas que le surjan en casa anotadas.

Finalmente, será informado del precio y las opciones de financiación por nuestro personal de atención al paciente.

2º consulta

Se resolverán las últimas dudas con la paciente, se realizara una nueva exploración donde se discutirán los detalles de la cirugía.
Si ambos están conformes podrá marcarse la cirugía, con un mínimo de 2 semanas, o podrá ser emplazada para otra visita.

1º día, la intervención

La intervención se realiza bajo anestesia local y sedación. Es habitual que el doctor converse contigo para saber si tienes algunas molestias.
La operación no es dolorosa. Durante el primer minuto, en el que se coloca la anestesia local si puede ser doloroso. En determinadas personas se prescribe una crema anestésica, para que ni en este momento sea molesta la cirugía.
Durante la cirugía no tendrás molestias, pero puede resultar incómodo mantener la misma posición durante un tiempo.
Al final de la cirugía se te colocara un vendaje alrededor de las orejas, siendo la única finalidad cubrir las orejas con una compresa, para que si se produce un sangrado, este no manche la ropa.
Trascurrido un tiempo de la intervención se te dará el alta. En este momento no tienes molestias y el vendaje aunque aparatoso no molesta.

1º noche

La primera noche dormirás poco y mal. Es frecuente que pasado el efecto de la anestesia 3-6 horas comience a molestar la zona intervenida. El vendaje después de algunas horas empieza a ser molesto. En la cama cada vez que apoyes la oreja te molestara…. el dolor en una escala de 0-10 tiene una intensidad de 3-5. Es cierto que hay pacientes a las que el proceso solo les produce leves molestias, pero también otras paciente refieren que la intensidad es de 6. El dolor es muy subjetivo y la percepción puede variar mucho de paciente a paciente. Lo normal es que duela la primera noche.

2º -3º día, , 1º revisión

Se realiza la retira del vendaje y la primera cura. Has de llevarte la felpa específica que se te indico en la consulta.
Retirarte el vendaje provoca un gran alivio. Las orejas llaman la atención por estar muy pegadas e inflamadas. Este día te verás realmente extraño. El resultado te parecerá muy poco natural, pero estate tranquilo es normal.
Tendrás que utilizar la felpa día y noche durante 2 semanas. Trascurrido este tiempo, retirártela para salir a la calle, pero mantenela puesta el máximo tiempo posible en casa durante otras 2 semanas.
Mucha atención con las camisetas puedes hacerte daño al pasar por un cuello muy estrecho.
No te alarmes si sientes la parte posterior de la oreja dormida, es normal, poco a poco iras recuperando la sensibilidad.
A partir de este día podrás volver a tu puesto de trabajo, siempre y cuando, sea tipo oficina. No deberás hacer deporte, aunque sí que puedes hacer paseos de una hora.

7º-10 día, 2º visita de control

Este día dirás que las molestias te han disminuido muchísimo, que ya no te duele, aunque no será del todo cierto, tendrás molestias leves.
Empezarás a sentirte satisfecha con la intervención. Aunque las orejas parecerán aún muy pegadas. Hay que esperar 2-3 meses para apreciar el resultado. Debes empezar a aceptar tu nuevo yo, no tiene por qué coincidir con el yo que te imaginaste.
Es frecuente que aparezca un pequeño hematoma junto al cuello, o la cara, pero que este muy difuminado.
La inmensa mayoría de las paciente se han incorporan a su trabajo alrededor de este día, si este no es físico.
Puedes iniciar la actividad física realizando paseos de 20 minutos.
Es fundamental la higiene, personalmente recomiendo la ducha diaria dirigiendo el chorro sobre la cicatriz. Al terminar la ducha aconsejo retirar residuos con un bastoncillo ( el de los oídos) impregnado en Cristalmina.

14º día, 3º visita, retirada de puntos

Es habitual que no tengas molestias, y te muestres sorprendida por tu rápida recuperación. Ya puedes realizar todo tipo de actividad, con la debida precaución, siempre y cuando no implique contacto con las orejas (rugby, judo,…)
Es normal que en la parte posterior de las orejas se pueda acumular muchos restos: costras y resto de epitelio por la descamación. Hay que extremar la higiene, utiliza los bastoncillos.
Es habitual que la oreja permanezca inflamada y la herida no esté al 100 % cicatrizada.
Las suturas de la piel son reabsorbibles, así que no te preocupes por ellas.

30º día, 4º visita

Lo habitual es que vengas feliz. Es frecuente que la forma te vaya pareciendo más natural. Ya no recuerdas como eran tus orejas. Desde ahora pensarás que tus orejas siempre fueron así.
La inflamación continúa bajando, y lo normal es que se separen un poco más.
En esta consulta se te terminarán de retirar los últimos puntos.
Muchas pacientes dejan de acudir a las revisiones a partir de este día, pero aunque sea aburrido hay que continuar acudiendo a la consulta. La principal razón es revisar las cicatrices.
Hay que tener especial atención a las cicatrices, que tras un periodo sin molestias empiecen a doler o picar con intensidad.

60º día, 5º visita

Es probable que comentes que estas recuperada al 100%. Sin embargo continúa con cuido, porque si recibes un golpe, es normal que te duela.

180º día, 7º visita

Estará mejor la forma, el resultado será parecido al final.
Es normal tener algunas molestias.
Puede algún punto profundo se superficialize. No te preocupes se retira sin más y solucionado el problema.

360º día, 8º visita

Aquí acaba el proceso. La forma de las orejas será la definitiva, puede que no sea exactamente como tú querías, pero no lvides que fue tu caso en particular.
Tu caso fue único y nunca extrapolable a otra paciente. Podrás explicar cómo fue tu caso en concreto, pero no ocurrirla lo mismo en otras pacientes. Recuerda aquello que explicaba al principio -“Olvídate de lo que te contó tu amiga, solo refleja la experiencia que tuvo ella, lo que a continuación detallo es la experiencia de muchas pacientes…”