La Hiperhidrosis axilar tiene tratamiento efectivo.

hiperhidrosis

La hiperhidrosis axilar es una patología que puede alterar la vida social y laboral de la persona que la padece.

Es una enfermedad de origen idiopático (no se saben las causas) . Se suele presentar en personas jóvenes tanto hombres como mujeres , normalmente comienza antes de los 25 años. Se caracteriza por episodios de sudoración relativamente simétrica que dificultad la vida diaria, es frecuente tener familiares afectos y que durante el sueño la sudoración cese.

Aunque puede empeorar con el estrés, no se trata de una alteración psicológica, sino de una disfunción del sistema nervioso autónomo.

El tratamiento puede ser quirúrgico o no quirúrgico. Dentro de los quirúrgicos la simpatectomía transtorácica puede llevar a graves complicaciones como neumotórax, sdr de Horner, lesión del nervio frénico o sudoración compensatoria del resto del cuerpo. El tratamiento quirúrgico está contraindicado en la hiperhidrosis axilar por su alta tasa de recurrencia.

Dentro del tratamiento médico, se encuentra la aplicación de desodorantes con clorhidrato de aluminio, aunque muchas veces es inefectivo, o no es tolerado por el paciente.

Debido a lo anterior se ha popularizado el tratamiento con toxina botulinca que inhibe de forma temporal la liberación de acetilcolina de los nervios que inervan las glándulas ecrinas.

Se ha demostrado a través de diversos estudios la seguridad y eficacia del tratamiento con toxina botúlinica . El efecto del tratamiento tiene un periodo de duración de unos 6-9 meses. Los pacientes sometidos a este tratamiento refieren mejoría no solo en la sudoración sino en su calidad de vida. Además, se ha apreciado una atenuación con una disminución de las unidades necesarias en aplicaciones sucesivas.
La hiperhidrosis palmar también puede ser tratada con la toxina botulínica con resultados similares a la axilar.