Los hombres sucumben al atractivo del bisturí

El tiempo pasa también para ellos. Liposucciones, implantes capilares, retoques faciales… cada vez más hombres deciden someterse a intervenciones de cirugía plástica. La motivación más frecuente es la relación entre un buen aspecto físico, más joven, y el éxito profesional. Esta tendencia ha aumentado en los últimos años. De hecho, hace ya tres años que el último informe de la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética ‎ destacaba entre sus páginas que un 12,3% de las intervenciones estéticas realizadas hasta la fecha había tenido al hombre como protagonista.

Pero, ¿cuáles son las operaciones favoritas de los hombres? El estudio señala que las reducciones de bolsas de los párpados superiores e inferiores, liposucciones de abdomen y caderas son las más demandadas. Sin embargo en los últimos años, sobre todo, las ginecomastias, un tipo de intervención cuyo objetivo es el de reducir el tamaño de las glándulas mamarias y en un segundo plano, la intervención para el aumento de glúteos. Ambos procedimientos quirúrgicos ha experimentado una creciente demanda entre los varones.

Tanto SECPRE como otras asociaciones médicas hacen especial fuerza en la importancia de consultar a médicos especializados y con título oficial sobre el procedimiento más adecuado para cada paciente, antes de someterse a una intervención de cirugía plástica o estética.

Fuente ABC