Otoplastia. Corrección de las oreja en asa “de soplillo”

anomalias_vasculares
Las orejas en asa no son más que una variante de la normalidad y por lo tanto, no se trata de una deformidad. Su frecuencia esta entorno al 10% de la población.

Las personas que las presentan suelen quejarse en relación a su forma de peinarse. Es frecuente en varones escuchar: -Dr. Me gusta el pelo corto, pero no me gusta la forma que tienen mis orejas, por eso me dejo el pelo más largo. En las mujeres aunque se disimula más al soler presentar el pelo largo la queja es: -Dr., ¡No me puedo recoger el pelo!

La intervención se realiza bajo anestesia local y, en algunos casos, con sedación. Es una intervención de entre 1-2 horas de duración. Tras la cual hay que poner un aparatoso vendaje que se retira al día siguiente. En el postoperatorio hay que utilizar durante 2 semanas una cinta de manera continua, y las siguientes 2 semanas se utilizará durante el mayor tiempo posible.

Las primeras 24 horas tras la intervención son muy molestas por el vendaje y la incapacidad de dormir hacia un lado, pero tras la retirada del vendaje la sensación de molestia disminuye de manera notable.

Respecto a los resultados, al principio, las orejas aparecen inflamadas y dan la apariencia de estar muy pegadas para con el paso de las semanas adquirir in aspecto normal.

La recuperación suele producirse a las 48-78 horas tiempo tras el cual podrá volverse a la actividad cotidiana sin esfuerzos.